10 cosas que (probablemente) no sabías sobre Elvira

Si los Funko consiguen poner de moda otra vez a Elvira, entonces es que su plan de dominación mundial ha pillado una período que nunca pensamos que llegaría… Pero sí, en cualquier caso, hoy amanecíamos con la comunicación de que Elvira, la célebre presentadora de películas de terror regresaba a la esfera pública para sumarse a los cereales Funko.

Por supuesto, no han sido pocos los aficionados que han cedido la bienvenida a la “Chica de vanguardia que tiene retaguardia”, pero… ¿Seguro que lo sabes todo sobre ella?

Vamos a repasarlo

Bajo el rueda aspecto de la Reina de las tinieblas se esconde una actriz de Colorado señal Cassandra Peterson que, según recuerda, estuvo desde pupila fascinada por el mundo del terror y la estética gótica. En 1981, Peterson fue la encargada de heredar el mítico software de Larry Vincent, Fright Night (sí, en el que se apoyo el personaje de Roddy McDowall en Incertidumbre de Miedo) creando al personaje que la llevaría directa a la éxito.

 

Y claro está, antiguamente de ser Elvira, Cassandra Peterson tuvo una carrera como actriz fuera del artículos, en la que llegó a aparecer fugazmente en Roma, la película de Fellini. ¿Cuál es el ocultación de tan extraña colaboración? Pues que la intérprete vivió durante un tiempo en el país transalpino, en el que fue cantante de dos grupos de rock:  Latins 80 y The Snails.

 

Los responsables de Fright Nigh estaban congruo hartos de los problemas que tenían para encontrar un nuevo presentador para el show, ya que habían intentado repescar a Vampira y el plan no había nacido perfectamente. Peterson y un amigo presentaron la idea de este vestuario, centro refrito de Vampira, centro personaje que había usado en un taller de improvisación, que ya es un icono del cine de terror.

 

El aspecto presente de Elvira salió a la segunda, ya que la primera idea de la actriz era crear una presentadora a imagen y referencia de la Sharon Tate de El bailoteo de los vampiros. No coló con los productores.

 

La actriz de origen finlandés Maila Nurmi, quien en los primaveras 50 se había vuelto una hado con su personaje que presentaba películas de terror y que llegó a colaborar con Ed Wood en la celebérrima Plan 9 del Espacio Extranjero, denunció a Peterson por plagiarle el vestuario y algunas de sus frases.

En un primer momento, el sentenciador falló a beneficio de Vampira, pero en posteriores encuentros, la defensa de Elvira se centró en aseverar que Nurmi había copiado a su vez el look de Morticia Addams y que el personaje no era más que una parodia de un tipo de chica de California.

 

En 1988, la éxito del personaje llevó a poner en pie Elvira, reina de las tinieblas, una comedia de terror dirigida por James Signorelli (y coescrita por ella misma) en la que Elvira debía apartarse de su trabajo como presentadora de películas de terror para atender la herencia que le había dejado una tía suya en un pequeño pueblo en el que los lugareños, claro, alucinaban al ver aparecer a la recauchutada presentadora.

La cinta tuvo muchísima éxito, especialmente en el mercado de vídeo, y hoy merece un nuevo visionado, ya que ha envejecido muy perfectamente. No se puede aseverar lo mismo de Elvira’s Haunted Hills, secuela que se estrenó en 2001.

 

Para que veas la descomunal éxito que llegó a tener, nadie mejor que explicar que en 1988, el mismo año de la cinta de Signorelli, Elvira protagonizaba su propio descanso de rol para ordenadores, Elvira: Mistress of the Dark, un éxito que tuvo otra secuela igualmente muy conocida en la época y que recibió el nombre de Elvira II: The Jaws of Cerebrus.

De hecho, tal fue el impacto que la huella del personaje se puede observar en un montón de juegos de la época, desde Waxworks (de los mismos creadores que los juegos de rol de Elvira) a las dos entregas de la picantona dinastía Leather Goddesses of Phobos.

La película de 1988 tuvo encima su propia interpretación como videojuego, Elvira: The Arcade Game, así como una interpretación en pinball.

 

Firmadas cercano a John Paragon, uno de sus coguionistas en la película, Peterson sacó tres novelas que ahora están descatalogadas: Transylvania 90210, Camp Vamp, y The Boy Who Cried Werewolf. Ninguna de ellas están disponibles de castellano.

 

No contenta con tener sus propios videojuegos, Elvira se coló como un personaje en Call of Duty: Infinite Warfare, una de las entregas de la famosa franquicia de shooters (aficionada a meter cameos de personajes conocidos).

Internamente de la encargo Attack of the Radioactive Thing y pulsando una combinación de teclas en el mando, aparecía la Reina de las tinieblas como un nuevo personaje.

 

Siendo un bebé, un tercio de su cuerpo terminó abrasado por un desnivel doméstico, razón por la que sufrió bullying siendo adolescente. Como explica ella, “Elvira solo enseña las partes buenas”.