11 películas que Christopher Nolan recomienda ver antes de Dunkerque

En un verano lleno de cine superheroico y ostentosas franquicias tratando de llamar nuestra atención, una de las películas de gran presupuesto más aguardadas se sale de esa inercia para plantear una historia original basada en un episodio real de la Segunda Guerra Mundial. Se titula Dunkerque y la dirige Christopher Nolan¿Su historia? La Operación Dinamo que evacuó de Francia a las tropas aliadas cercadas por el ejército nacionalsocialista.

Con Tom Hardy, Mark Rylance, Cillian Murphy y Kenneth Branagh encabezando el reparto junto al debutante Fionn Whitehead (bueno, y junto a Harry Styles), Dunkerque está llamada a ser uno de los acontecimientos cinematográficos del verano, al menos a nivel de taquilla y expectación.

Coincidiendo con su próximo estreno, Nolan ha cooperado con el British Film Institute para organizar un ciclo de películas en el BFI Southbank de Londres donde, bajo el título Christopher Nolan Presents, se proyectarán algunos de los títulos clásicos que le han inspirado en el momento de hacer su filme. Aparte de escoger las películas, el directivo británico ha ofrecido un pequeño comentario sobre cada una, que reproducimos ahora acompañada de la programación completa que va a poder verse en la capital británica del 1 al treinta y uno de julio.

Una de las películas más simbólicas de Von Stroheim y de las primeras décadas del cine, evidentemente muy precedente a la Segunda Guerra Mundial, pero que Nolan considera “una épica muda” y que, desde luego, merece ser uno de los faros más importantes de cualquier cineasta.

Un caso afín al anterior: obra maestra absoluta en la que se puede detectar inspiración para todo el cine siguiente. Según Nolan, este dramático romance de Murnau le ayudó a “explorar las posibilidades de la narración puramente visual”.

Un tradicional de la Primera Guerra Mundial. “La guerra deshumaniza [y esta fue la película que lo dijo primero y mejor]. Al volver a ver esta obra maestra es realmente difícil no aceptar que la intensidad y el horror [de la guerra] jamás han estado mejor representados. Para mí, prueba el poder de resistencia frente a la convención de encontrar significado y lógica a nuestro destino individual”, afirma Nolan.

“Ningún repaso al suspense cinematográfico y la narración visual estaría completo sin Hitchcock. Su arte técnico en Enviado singular al mostrar el hundimiento de un avión en el mar ha inspirado mucho de lo que intentamos en Dunkerque”.

“Un clásico establecido en la creación de tensión”.

“Una historia atemporal y conmovedora que fuerza la empatía cara sus personajes de la manera menos teatral posible. Nos preocupa la gente de esta película sencillamente por el hecho de que estamos del todo inmerso en su realidad”.

“Playas barridas por el viento y olas que rompen en al orilla… La relación entre espectáculo geográfico, narración y también impulso temático en este romance de David Lean fue extraordinariamente inspiradora para mí. Cine puro”.

Al igual que El sueldo del miedo, “un tradicional absoluto en el momento de crear tensión”.

“El esplendor visual, las historias entrelazadas y el violento anacronismo de la música combinados para crear una obra maestra de finura británica, cuya popularidad de forma rápida hizo que se pasara por alto la naturaleza radical que tenía”.

¿Qué buscó Nolan en la película de acción sobre ruedas protagonizada por Keanu Reeves y Sandra Bullock? Tal vez contestar su “ritmo de relojería” y la capacidad de tenerte pegado al asiento “mordiéndote las uñas”.

“Explora los mecanismos del suspense y los usa para modular la respuesta del público a la historia”, comenta Nolan de la que, lamentablemente, fue la última película de Tony Scott.

Dunkerque se estrena el 21 de julio.