Arañas gigantes de hielo: ¿lo que le faltaba a ‘Juego de tronos’?

¿Cuánto hemos visto hasta ahora de los Siete Reinos de Poniente y sus alrededores en Juego de tronos? Mucho, muchísimo. Y, ¿qué hemos dejado de ver? Pues todavía más, a juzgar por los detalles que George R. R. Martin ha dejado caer en sus libracos. De ahí que los entusiastas de la serie de HBO y del meganovelón Canción de hielo y fuego, puedan extraer rastros hasta del detalle más intrascendente. Sin ir más allá, una foto de la séptima temporada del espectáculo ha lanzado sospechas sobre un detalle que, de ser cierto, convertiría a Poniente en un destino turístico aún más ideal: arañas gigantes de hielo al servicio de los paseantes blancos.

La verdad es que la imagen de marras rebosa excitación aventurera, con Samwell Tarly (John Bradley) Elí (Hannah Murray) leyendo en un pupitre. Al fin y al postre, ambos están ahora en la Ciudadela de Vieja y eso es lo que se hace en esa suerte de universidad. Pero resulta que, en la red social Reddit, un usuario o usuaria ha identificado el texto en el que tanto se fija la chavala salvaje. Se trata de un fragmento de El mundo de hielo y fuego, el volumen ilustrado sobre los entresijos del mundo de Martin firmado por los responsables de la página web de fans Westeros.org y publicado en 2014. Acá es cuando la cosa empieza a ponerse interesante.

El fragmento del libro versa sobre Azor Ahai, ese héroe mítico al que venera la iglesia del Señor de la Luz y que ya se ha citado en algunos momentos de la serie. Y, tirando del hilo, en The Huffington Post (vía gamesradar) han recordado que exactamente la misma página del volumen incluye esta bonita ilustración.

Efectivamente: en el dibujo vemos a un paseante blanco cabalgando sobre una araña gigante. Una montura con considerablemente más ventajas que un caballo semiputrefacto: seguro que huele mejor, no se le van cayendo cachitos cuando va al galope y, además de esto, seguro que con su seda te puedes hilar un práctico jersey cuando arrecia el frío al norte del Muro.

¿De dónde ha salido esta criaturilla? Puesto que de uno de los cuentos que la Vieja Tata le contaba a Bran (Isaac Hempstead-Wright) en la primera temporada de la serie. Justo cuando le charlaba de esa larga noche en la que el hielo se adueñó del mundo y los Otros camparon por sus respetos. Hasta el momento, estos animales apenas han sido mencionados (ni en el show, ni en los libros), y nada garantiza que verdaderamente vayan a ser incluidos en la historia. Sobre todo si tenemos en cuenta que a los habitantes de Poniente les gusta exagerar cosa mala. Mas, ¿qué sabemos , pequeños del verano, de los rigores del invierno?

The post Arañas gigantes de hielo: ¿lo que le faltaba a ‘Juego de tronos’?