Así se hicieron los Lobezno y X-23 digitales de ‘Logan’

Es probable que al ver ‘Logan’ ni siquiera te dieras cuenta del empleo de dobles digitales. He ahí el mérito de Image Engine, responsable del resultado.

El empleo de dobles digitales se ha hecho cada vez más común en Hollywood, pese al discute que ha suscitado en muchas ocaciones. Recientemente, la aparición del personaje de Peter Cushing, Grand Moff Tarkina, que resucitó merced a la tecnología CGI para Rogue One: Una historia de Star Wars, no estuvo exenta de polémica.

Y ahora son Hugh Jackman y Dafne Keen, o sea, Lobezno y Laura, los que han tenido que echar mano de dobles digitales para múltiples escenas de acción de Logan. Aunque el uso de dobles digitales ha sido de corta duración y sin que estos tuvieran necesidad de conversar, no por eso el trabajo ha sido menos estrictos en el momento de plasmar con precisión la pretensión del directivo James Mangold.

Cartoon Brew ha visitado a los responsables de este trabajo, Image Engine, empresa establecida en Vancouver (Canadá), para averiguar cómo hicieron los Lobatos y X-23 digitales: primero, la planificación del rodaje de todas esas escenas en acción real; después, la grabación, los escáneres singulares que se hacen de los actores, y los amaños faciales y de animación; hasta llegar finalmente al trabajo de presentación y composición.

Como si con esto fuera poco, asimismo se hicieron cargo de remozas a Hugh Jackman en sus planos cortos como X-veinticuatro (su clon), toda una tarea de artesanía cuya explicación completa podéis hallar en el siguiente enlace. La tecnología puede ser una enorme aliada del cine.