Así se libró Mads Mikkelsen de aparecer en ‘Cuatro Fantásticos’

Por una audición mal planeada: de esta forma nos perdimos a un Doctor Muerte que podría haber natural de la misma Latveria

Seguro que esta historia se repite todos los días en Hollywood. Un actor de prestigio va a una audición, decide que la película en cuestión no va con él, se larga de la prueba… y el filme en cuestión resulta ser uno de los mayores trompazos de la historia reciente. Justo eso, según una entrevista en ShortList (vía Comic Book Movie) es lo que le pasó a Mads Mikkelsen con Cuatro Fabulosos, la malhadada adaptación que enterró la carrera de Josh Trank.

¿Para qué exactamente papel se postulaba el actor de Hannibal Rogue One? Pues para cuál va a ser: para el de Victor Von Muerte. Y convendremos que ese rol le viene al pelo, con su majestad, su poderío, su armadura y su odio a Reed Richads. Pero la prueba a la que le sometió Trank no estaba a la altura del soberano de Latveria: “Todos los aspirantes estábamos allí”, cuenta el actor. Entramos en una habitación pequeña con un escritorio y algunos libros, y nos piden que interpretemos una escena con dos líneas de diálogo, o ni eso. Algo así como ‘¡Aaargh!’ o bien ‘¡Recula!’, haciendo como que nos escondíamos tras una palmera que no estaba allí”.

Así puesto que, el danés decidió que aquello no iba con él: “Me quedé en plan: ‘Tíos, ¿de verdad que no podíais haber cogido una escena diferente? Esto es una puta estupidez’. Y lo que vino después, todos lo sabemos: por último, fue Toby Kebbell quien se cayó con todo el equipo interpretando a Muerte en Cuatro Fantásticos, y Mikkelsen probó la supervillanía en Doctor Strange. Tal vez allí los razonamientos de Scott Derrickson fueron más contundentes.