‘Atomic Blonde’: Charlize Theron es ya mejor que un James Bond femenino

Ahí te quedas, 007. Con David Leitch (‘John Wick’, ‘Deadpool 2’) en la dirección, es posible que esta sea la película de espionaje británico que estábamos aguardando.

Aunque la vinculación de Daniel Craig a 007 prosigue sin haber sido oficialmente liquidada, es evidente el discute entre fanes en el momento de buscar un relevo para futuras entregas de la franquicia James Bond. Además de los sospechosos habituales (Tom Hiddleston, Idris Elba, Dan Stevens…), una facción cada vez mayor de seguidores apuesta por renovar la licencia para matar del espía más renombrado del Imperio británico dándole un cambio a sus cromosomas y contratando a una mujer para el puesto.

Otros piensan que, mejor que feminizar obligatoriamente iconos ya asentados, mejor sería crear personajes femeninos tan (o más) potentes. Puesto que bien, es posible que Charlize Theron tenga la solución. Otra vez (recuerda a Furiosa).

Atomic Blonde es el título de la película de acción que protagonzia la actriz bajo dirección de David Leitch, uno de los responsables de John Wick cuyo próximo trabajo es la secuela de Deadpool con Ryan Reynolds. El filme, que acaba de ser escogido por el festival SXSW del año vigente, trata sobre las aventuras de la agente segrega Lorraine Broughton (Theron), definida como la integrante más eficiente del Servicio Secreto de Inteligencia de Su Majetad la Reina de Inglaterra. Cuando se puede ser alguien de este modo, ¿quién desea ser 007?

En Atomic Blonde, Lorraine Broughton deberá hacer una misión en Berlín haciendo entrega de un dossier que podría desequilibrar la capital alemana. Allá forma una coalición con un agente infiltrado interpretado por James McAvoy, que la va a ayudar a desenvolverse en una urbe infestada de espías.

Imagina ese reparto y ese argumento pasado por el filtro de coreografías, violencia y disparos en la cara de John Wick y empezarás a salivar con nosotros aguardando el estreno de Atomic Blonde (28 de julio en EE UU). Sin duda, mucho más apetecible que cualquier futura película de James Bond, ¿cierto??