Ballerina La principita sin corona

Ballerina La principita sin corona: Es muy injusto reducir toda película de animación a un solo denominador común: el de las películas de animación. Tal y como si la técnica fuera un cajón desastre, un género en sí. Mas lo hacemos, por poner un ejemplo, con una categoría propia en la Copa de Cine. Mas lo hacemos, asimismo, pues muchas de ellas de esta forma lo han querido. Por el hecho de que realmente el cine de animación, otrora “de dibujos animados”, si puede ser considerado un género en sí… por lo menos el cine de animación concebido de cara al gran público, de cara a ser el juguete del Happy Meal del mes de febrero.

Y puesto que nos ponemos, charlemos de forma muy general, sin matices. Sencillamente para comprendernos… por el hecho de que sencillamente, se trata de comprendernos, y a sonreír tal y como si tal cosa. Existen 3 géneros de cintas de animación: las que pretenden emplear la animación para un fin, las que transforman la animación en un fin en sí… y las que fracasan en cualquiera de los 2 empeños precedentes. Dicho sea a lo bárbaro, todo sea dicho para comprendernos. Por el hecho de que vaya por delante que la sinceridad es lo primero, en ocasiones asimismo más que suficiente. ¿Y es que absolutamente nadie pensará en las pequeñas?

Ver mas info y Trailer

Solo 2 detalles bastan: la protagonista de ‘Ballerina‘ es una joven, y la V. O. de esta producción francesa es en inglés. Uno más uno son 2, en un nuevo ejemplo de producción que transforma la animación en un fin en sí… con un toque francés, París de fondo y una pequeña de protagonista, mas sin separarse de la plan de actuación que define la animación comercial como un género en sí. Proceda de dónde proceda, puesto que como ya se ha probado en infinidad de veces la animación (normalmente) por PC es un idioma prácticamente más universal (y neutral) que las matemáticas.

Ballerina‘ es, esencialmente, una “película de animación” con prácticamente prácticamente todo cuanto eso implica, y cuya protagonista femenina define a su público más oportuno. Bastante es, de verdad, que no fracase en su intento, cumpla con lo que se plantea, medio respete al que acompaña a su público y el “una más de animación” no suene despreciativo, más bien gráfico. Eficaz, digna, contundente, etc., etc., en un planeta de fantasía en el que los más jóvenes gozarán mientras que los no tan jóvenes van a estar entretenidos a lo largo de un rato sin sorpresas.

No vas a salir bailando, mas tampoco corriendo. Y tratándose de “una de animación” eso es más que suficiente… por lo menos, cuando no existe mayor ambición a los dos lados de la pantalla.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.