‘Batman: La Lego película’ acusada de “propaganda homosexual”

Ciertos lobbies extremistas, es lo que tienen: a primera vista, pueden parecer fábricas de sandeces, mas, observadas desde determinado ángulo, sus rabietas acaban por ser festivales del humor. Tómese, sin ir más lejos, el último ataque ultraderechista que tiene sitio en EE UU y Canadá contra una película de gran estreno. Pues, según la web ultraconservadora Life Site News, Batman: La Lego película no es solo un spin-off del éxito con bloques de 2014, ni tampoco una mirada cachonda y desmitificadora al Caballero Oscuro. Conforme con esta página, se trata de nada menos que una herramienta dedicada a “adoctrinar a los más pequeños” en la llamada ‘ideología de género’ y la homosexualidad.

“Estaba llena de publicidad homosexual”, clama escandalizado el director de Life Site News, John Henry Western, tras haber visto el filme. “Piensa en las insinuaciones sexuales de Los Picapiedra, pero con menos humor. Semeja que los autores del filme estaban tan deseoso por adoctrinar a los más pequeños en la ideología de género que hacer buenos rechistes era para ellos algo secundario”.

Visit advertiser

Resume ad ►

Skip ad

Life Site News, la web portavoz del lobby canadiense Voice of the Family, no es el único medio que ataca a la cinta de Chris McKay por su supuesto contenido ideológico. De hecho, el artículo de John Henry Western cita la crítica de Batman: La Lego película publicada por Michael Hamilton, de la agencia de noticias ultraconservadora PJ Media. De pacto con este análisis, “la identidad de género, los roles de género y la neutralidad de género” están tan presentes en la película como otros tantos bloques de plástico.

Ahí, insiste, está el riesgo para los niños y niñas cisgénero y heterosexuales del mundo: “Pocos progenitores y pocos pequeños cuestionarán esto, porque se presenta como algo técnicamente inocente. Eso es lo que hace que estos mensajes sean subliminales (y potencialmente poderosos)”. Algo que encoleriza especialmente al crítico, cabe apuntar, es el gag recurrente de que el joven Richard (o sea, Robin) tiene “dos papás”, dado que es adoptado simultáneamente por ‘Bats’ y por Bruce Wayne. Que son, como sabemos, exactamente la misma persona. También, Hamilton no se priva de repetir el tópico sobre la tensión sexual no resuelta entre Batman y Joker. 

Esta no es la primera vez que un filme basado en Lego atrae las iras de los conservadores. En dos mil catorce, La Lego película fue acusada de “propaganda comunista” por Fox News, a cuenta del personaje de Lord Negocios y su supuesto mensaje  hostil al capitalismo. Por otro lado, cabe señalar que la hipotética homosexualidad de Batman y Robin (basada en una mirada capciosa y en estudios manipulados) fue utilizada en 1954 por el psicólogo Frederic Wertham para instigar una campaña de censura contra los cómics que supuso un daño irreparable para el medio.