Blake Lively quiere que le hagas un favor

Una pequeña ciudad, secretos incofesables y familias no tan perfectas.  Nulo es lo que parece en Un pequeño valía, la nueva película de Paul Feig. El director de comedias como La boda de mi mejor amiga o Cazafantasmas nos presenta ahora un singular thriller con tintes de humor irritado protagonizado por las actrices Blake Lively y Anna Kendrick.

Feig llevaba tiempo queriendo hacer una película diferente a lo que había hecho finalmente. “Cuando leí el pendón, pensé que este era exactamente el tipo de filme que me moría por hacer. Porque amo este naturaleza y siempre he querido hacer un thriller al estilo Hitchcock, pero divertido. Así que esta era la película perfecta”, explica.

El realizador no solo se sintió fascinado por todos los giros, secretos y revelaciones que descubrió al ojear el pendón, sino además por los personajes femeninos protagonistas del filme. “Stephanie es graciosa, para mí es un personaje divertido que está en una situación terrible. Y luego tenemos el personaje de Emily, además muy divertido porque ella es muy extrema. Nunca antaño había trabajado con Blake Lively y creo que es fantástica. En cuanto a Anna Kendrick, sabía que era perfecta para el papel de Stephanie. Admiro mucho su trabajo como actriz”, señala Feig.

Un pequeño valía está basada en la novelística escrita por Darcey Bell, que cuenta la historia de Stephanie (Anna Kendrick), una raíz de grupo y bloguera en su tiempo disponible. Todo empieza cuando su mejor amiga Emily (Blake Lively) le pide un pequeño valía: que cuide de su hijo una tarde. Pero Emily no pasa a acopiar a su hijo y su repentina desaparición dará paso a un enigma atiborrado de engaños y traiciones.

Blake Lively sabe que su personaje, Emily, es una mujer inusual. Un papel al que no podía resistirse. “Nunca antaño había interpretado a una villana. Fue increíble poder ser una mujer que no tiene que encantar al conocido porque es la malvada y, aún así, es simpática, encantadora y divertida. No puedes evitar disfrutar con ella. Cada ruin es el héroe de su propia historia”, cuenta.

Hexaedro que interpreta a una ejecutiva de una marca de moda, los estilismos de Blake en la película no dejan indiferente a nadie. De hecho, la actriz confiesa que quería vestir como Paul Feig. “Yo quería vestirme como él. Estaba buscando poco muy icónico. Porque sentí que Emily es una mujer que tiene un pasado histórico y que tal vez tendrá que seguir delante y dejar su vida detrás. Ella desempeña diferentes roles en su vida, por lo que este personaje es muy característico. Solo quería ser la interpretación femenina de Paul Feig [risas]”.