Cómo ‘Feud’ consiguió decir “c*ño” en TV abierta

Dado lo estiloso de sus trabajos para televisión (American Horror Story, Glee), cualquiera diría que a Ryan Murphy le desagradan las palabrotas. Mas lo que es, es lo que hay, y uno no puede reflejar la enemistad de Joan Crawford Bette Davis sin recurrir a las expresiones gruesas. En verdad, muchos espectadores estadounidenses se quedaron pasmados cuando, en el primer capítulo de Feud: Bette and Joan, oyeron la palabra “cunt”. Es decir, “coño”. Cuatro letras que, aunque en español pueden emplearse como interjección, o bien como una forma gruesa de aludir a la anatomía femenina, en inglés asimismo son empleadas como insulto. Un insulto muy desapacible, en cuanto al resto, que uno no se esperaría escuchar en la TV generalista.

¿De qué manera se las ha apañado Murphy a fin de que FX levante la mano con el lenguaje? ¿A qué viene semejante quiebro a la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus iniciales en inglés) y sus reglas sobre el lenguaje en las emisiones en abierto? En The Hollywood Reporter se lo han preguntado, y transcribimos sus respuestas… aportando, además de esto, ciertas de nuestra cosecha.

La primera razón es el horario. Feud se emitió en EE UU a las 10 de la noche, una hora en la que los pequeños ya se han ido a la cama y, en consecuencia, se tiene más manga ancha a la hora de soltar groserías en la pantalla. Pero, aun de este modo, hubo dudas. Conforme el showrunner Tim Minear, los diálogos del episodio llevaron a unas negociaciones bastante tensas entre Ryan Murphy y la directiva de FX.

Lo como nos lleva a nuestra segunda razón: el prestigio de Ryan Murphy. Según especifica Minear, el guionista y productor tiene una posición privilegiada en el momento de pedirle libertades a sus jefes, por el hecho de que estos “confían en él”. A la hora de negociar con FX, Murphy podía aducir que otras series han usado ya la palabra que comienza por “c” (Sexo en Nueva York, para empezar). Y que él mismo, en American Crime Story, ya consiguió que se oyera un “motherfucker” como la pata de un paso.

Por último, habría que charlar del contexto histórico. Porque el personaje que dice “cunt” en Feud no es un personaje cualquiera: es Jack Warner (Stanley Tucci), fundador de Warner Bros. que ha pasado a la historia por su carácter tiránico y por ser una de las personas peor habladas de la historia de Hollywood (que ya o sea). Y que, además, detestaba a Bette Davis (Susan Sarandon) a muerte. Durante una de las conversaciones con Robert Aldrich (Alfred Molina) que antecedieron al rodaje de ¿Qué fue de baby Jane?, lo raro hubiese sido que Warner se refiriera a la actriz con un término más florido. Después de todo, charlamos del mismo señor que, cuando Aldrich le presentó el proyecto, espetó aquello tan bonito de “No te daré ni un céntimo para esas dos putas decrépitas”.

“Un insulto de esta forma funciona si lo sueltas de golpe: es un jarrón de agua fría para el espectador”, explica Tim Minear. “Pero deja de funcionar si lo usas una vez cada 5 minutos”, añade, insistiendo en que el propósito de la exclamación era “poner al descubierto un alma fea”. Eso no ha servido, por lo pronto, a fin de que lobbies conservadores como el Parents Television Council (PTC) protesten contra la escena.

“Seguro que, si un empleado de FX usara esa palabra hablando con una compañera de trabajo, sería despedido en el acto”, aseguran desde el PTC, añadiendo que Fox News (pertenenciente también al emporio News Corporation) ha sido salpicada por demandas de abuso sexual. Pero qué le vamos a hacer, si existen algunos que no pillan los chistes…

The artículo De qué forma ‘Feud’ consiguió decir “c*ño” en TV abierta appeared first on CINEMANÍA.