“Cuando hacíamos ‘Blade Runner’, queríamos colgar por los huevos a Ridley”

Dada su natural modestia, Ridley Scott debe estar disfrutando de lo bonito esta semana. No es solo que el estreno de Alien: Covenant le haya puesto en el candelero. Ni tampoco que el tráiler de Blade Runner: 2049 tenga a internet dividida entre detractores y admiradores de su filme original. Ahora, M. Emmett Walsh, el actor que interpretó al capitán Bryant en Blade Runner, ha tomado la palabra en The Hollywood Reporter para charlar de algo no por sabido menos interesante. Esto es, que ni el reparto ni el equipo de la cinta tragaban a Scott, y que no le veían el sentido a aquel desmadre con replicantes.

A10dd10ecfb5b01a4b3a9ac15319c2e6 1.jpg

Una de las anécdotas más bonitas referidas por Walsh es la historia del primer pase privado de la película. En general, explica el actor, en esta clase de proyecciones acostumbra a reinar un espíritu festivo, con todo el mundo riendo y bromeando. Mas, en la de Blade Runner, ni por asomo. “Todos nos quedamos sentados en silencio absoluto después del final”, cuenta Walsh. “¡No sabíamos qué decir, ni qué pensar, ni qué hacer! ¡No sabíamos qué coño habíamos hecho! El único que parecía pillarlo era Ridley”.

También es verdad que, a lo largo de la producción, Scott no se había ganado la simpatía de sus trabajadores. A ese respecto, M. Emmett Walsh cuenta una historia cautivadora. “Estábamos en el decorado que hacía de mi oficina, y Ridley me preguntó: ‘¿Podrías fumar?’. Yo le dije que no fumaba, pero él me dijo que lo hiciera”. Así pues, Scott repitió una toma tras otra, Walsh se fue fumando un pitillo tras otro… “Se me iba revolviendo más y más el estómago, y, en un instante dado, dije: ‘A este tío habría que colgarlo del techo por los huevos”. Para rematarlo, agrega el actor, en aquel plató se hallaba presente el mandamás de Paramount, Alan Ladd Jr., con quien se llevaba a matar. Así, el comentario casi le cuesta la utilización.

Aunque ya no le guarda rencor a Scott, M. Emmet Walsh no piensa ver Blade Runner dos mil cuarenta y nueve. “Creo que Harrison sale bien en los planos que he visto, pero no sé quién es ese chaval [Ryan Gosling]. Si me mandan una entrada sin costo, seguramente me animaré a ir al cine”.