Dakota Johnson estaba “aterrorizada” por tener que rodar esta escena de ‘Suspiria’

La actriz confiesa cuál fue la número que más le aterrorizó rodar en ‘Suspiria’, el remake del clásico de terror de Dario Argento que ha dirigido Luca Guadagnino.

Suspiria es uno de los estrenos de terror más esperados en lo que queda de año. A tres meses de su estreno, el remake del clásico de Dario Argento que ha dirigido Luca Guadagnino (Call Me By Your Name) ya puede fardar de activo revuelto el estómago a más de uno de los asistentes a un tentempié de la CinemaCon con una de sus escenas más gore. Incluso de activo hecho gemir al mismísimo Quentin Tarantino.

En esta revisión del clásico de terror, Guadagnino ha trasladado la batalla a una entidad de bailoteo en el Berlín de finales de los abriles 70, con Dakota Johnson, Tilda Swinton, Chloë Grace Moretz Mia Goth como protagonistas. Johnson se mete en la piel de Susie Bannion, una muchacho que se muda de Ohio a la haber alemana para entrar a formar parte de una prestigiosa e inusual entidad de bailoteo. “Ocupa el ocasión de una estudiante de danza que acaba de desaparecer y de inmediato se convierte en una de las mejores bailarinas de la entidad”, explica la actriz a EW. Susie desarrollará una “intensa y preciosa” relación de profesora-alumna con Madame Blanc (Tilda Swinton), “¡y descubrirán que la entidad está comandada por brujas!”.

La número de bailoteo más destacable en el remake es una recital en sabido inspirada en los movimientos de bailoteo del expresionismo de vanguardia previo a la Segunda Desavenencia Mundial. “En la película de Dario Argento, sobre todo ves las clases; no hay una gran momento de bailoteo en la película”, asegura Guadagnino: “Sentíamos que el bailoteo tenía que ser parte de la brujería. La recital se construye alrededor de el gran ritual que es el alma del filme”. 

Esta fue la número más “aterradora” de rodar para Johnson, no por la parte sobrenatural, sino por el hecho de tener que hurtar frente a una multitud de extraños. “Entrené durante un año ayer de emprender a rodar, pero no soy una saltarina profesional. Estaba aterrada”, ha confesado la actriz sobre ese momento, al que ya podemos echar un primer vistazo gracias a esta foto que ha publicado EW:

Suspiria se estrena el 2 de noviembre.