‘Daredevil’ 3t: Así se rodó en una sola toma la pelea en plano secuencia

¿Cuáles son las mayores aficiones de Matt Murdock? Pues, dejando los cómics a distancia y centrándonos solo en lo que hemos pasado en Daredevil, podemos proponer que combatir el crimen disfrazado de demonio, sufrir crisis de fe, enamorarse de ninjas griegas y psicópatas… y pelearse en pasillos. Desde su primera temporada, el show de Marvel-Netflix ha establecido la tradición de poner al personaje de Charlie Cox en peleas monumentales situadas en espacios angostos y llenos de recovecos que la cámara recorre sin refrigerio. En la primera y segunda temporadas del show, estas escenas incluyeron alguna trampa que otra… pero la tercera etapa ofreció por primera vez un festival de tollinas de 10 minutos ininterrumpidos y rodados en una sola toma.

Erik Oleson, showrunner de Daredevil, y el argentino Álex García López (responsable de dirigir el episodio) han hablado derrochador y tendido de esta proeza técnica, rodada en una prisión abandonada cerca de Staten Island. Según declaran uno y otro en una entrevista para Vulture, la idea fue del director, quien al ojear el guion del cuarto episodio tuvo claro lo que había que hacer con esa secuencia: “Mientras lo leía no podía detener de pensar: ‘Esto hay que hacerlo en una sola toma’. Así que terminé de leerlo, llamé a Erik y le dije, textualmente: ‘Tío, aquí tenemos la ocasión de hacer poco inexistente”, resume el director. “Lo rodamos de tal forma que pudiéramos editarlo sin que se notara en el caso de que poco saliera mal”, explica Erik Oleson, “pero en sitio de eso, en postproducción, insistí en usar una sola toma y en iluminar el pasillo de modo que el notorio pudiese ver que no hay cortes”. 

Según señalan uno y otro, Oleson y García López tuvieron sus roces (el segundo quiso interrumpir la golpisa para incluir un pequeño diálogo de Matt con un preso, poco a lo que el showrunner se opuso, pero que finalmente se rodó). Y todavía necesitaron negociar las cosas con sus jefes en Disney. Según el showrunner: “Tuve que chillar a los contables y decirles: ‘¿Sabéis qué? Vamos a detener el rodaje durante todo un día para que así el equipo pueda ensayar. En la producción de TV, eso puede crear un trifulca”. Una vez obtenido el permiso, y con el trabajo de Alfonso Cuarón en Hijos de los hombres admisiblemente presente, se pusieron manos a la obra. Momento en el que quedó claro que, si admisiblemente Charlie Cox estaba entusiasmado con la idea, solo podía hacer más o menos del 80% de la secuencia.

Según García López, el arbitrio usado para sustituir al actor fue el llamado ‘Texas switch’, una técnica de entendido mediante la cual un actor desaparece del ajuste para así ser sustituido por su doble (en este caso Chris Brewster). “Por ejemplo, cuando [Cox] está en el pasillo donde los policías se lanzan a por él y empiezan a darle con sus porras, ahí es Brewster. Entonces recibe unos cuantos golpes, se cae, da una patada, y la segunda patada la propina Charlie, que está tumbado a su costado. Entonces es Charlie el que se levanta”. Por otra parte, como una pelea de Daredevil no es lo mismo sin su protagonista sangrando como un cochino, el equipo de stunts recurrió a otra técnica de veteranos: esconder vasos de linaje (falsa) en los rincones del atavío. “Así Charlie podía beberlos y, cuando le pegaban, comenzar a soltar linaje por todas partes”. 

Para colmo, esto tuvo que ser realizado en tiempo récord: “Teníamos 12 horas de rodaje, que no eran en realidad 12 horas porque los especialistas solo podían repetir la coreografía cuatro o cinco veces antiguamente de que el cansancio pudiese con ellos”, recuerda el director. Menos mal que todo salió admisiblemente y la primera toma de la secuencia fue correcta: “Hubo pequeños deslices aquí y allá, pero todo fue muy inspirador porque nos pusimos en plan ‘¡Todopoderoso, podemos hacerlo!”. Tras dos intentos más, el jefazo de Marvel Tom Lieber recibió la buena nueva mediante un whatsapp de Charlie Cox: “Toma tres, 11 minutos y 25 segundos”. “Me puse a silbar ‘¡Lo han hecho, lo han hecho!”, recuerda el mandamás. “Parecía Janine la de Los Cazafantasmas”. 

Tras completar la secuencia (11 páginas de guion, que se dice pronto), Charlie Cox acabó tan habituado como el Hombre Sin Miedo, pero muy satisfecho de la proeza. Pero el resultado, recuerda Erik Oleson, mereció la pena. Y no solo por el resultado en la pantalla, sino todavía por favor provocado una plaga de absentismo gremial en las oficinas de Marvel. “Al día posterior, cuando llegaron los copiones, nadie trabajaba: estaban todos viendo el plano secuencia una y otra vez y chocándose los cinco”. 

The post ‘Daredevil’ 3t: Así se rodó en una sola toma la pelea en plano secuencia appeared first on CINEMANÍA.