David Cronenberg explica por qué no dirigió ‘El Retorno del Jedi’

Durante muchos abriles ha sido una de las leyendas urbanas favoritas de todos los fans de Star Wars. El cineasta canadiense David Cronenberg, autor de películas como Cromosoma 3, Vinieron de adentro de… o La zona muerta, iba a deber dirigido la última entrega de la trilogía clásica de Star Wars, El Retorno del Jedi.

Hasta ahora, la lectura más o menos oficial de la historia era que Spielberg, fascinado con el talento de Cronenberg para el cine quimérico y rodar extrañas criaturas, sugirió su nombre a George Lucas, quien en aquel momento reconoció no deber manido nones una de sus películas. Considerándole para la película que luego haría Richard Marquand, el creador de la dinastía entró en un cine en el que proyectaban Scanners, película que abandonó poco menos que a la carrera pensando que nones pondría a sus Ewoks en manos de un cineasta como ese.

El director canadiense, que estos días está en el foco mediático y va a esculpir una de las nuevas entregas de Post Mortem, ha concedido una entrevista a Entertainment Weekly en la que da su lectura de los hechos, muy diferentes a la historia que hasta ahora circulaba y que todos habíamos asumido como cierta.

“Todavía pienso en aquella indicación. Cualquiera dijo que llamaba creo que de Lucasfilm, y me preguntó si estaría interesado -por aquel entonces la película se llamaba Revenge of the Jedi, hasta que alguno descubrió que aquello de vengarse iba en contra de la filosofía Jedi-. A lo que importa, me preguntaron si estaría interesado en considerarla y reunirme, y yo, con la arrogancia de la adolescencia -de la adolescencia relativa- dije que no estaba acostumbrado a hacer el material de otras personas. Entonces hubo un silencio y colgaron. Eso es todo lo cerca que estuve de hacerlo”.

Precisamente, en 1983, el año en que El Retorno del Jedi apareció en los cines, Cronenberg estrenó dos películas, una acondicionamiento de Stephen King como era La Zona Muerta (y su primera película con guion ignorante, más allá de Fast Company) y un remake que a su vez era la acondicionamiento de un relato, La mosca.