David Lynch lanza su disco perdido 26 años después

El autor de ‘Twin Peaks’ rescata el disco que grabó unido a Angelo Badalamenti en los 90, mientras surgen de nuevo los rumores sobre un biopic del bluesman Robert Johnson.

Como sabemos, los intereses de David Lynch van más allá de darnos pesadillas y provocarnos mareo existencial con imágenes abisales. El autor de Twin Peaks es todavía muy admirador a la música, una actividad en la que ha hecho sus pinitos, de la que acaba de rescatar una reliquia perdida en sus archivos… y que podría ser el eje de su próximo filme.

Empecemos por lo propiamente musical. Resulta que, allá por principios de los 90, a Lynch y a su compositor de cabezal, Angelo Badalamenti, les dio por aparearse un clase. El tesina fue aguado como Thought Gang y llegó a tallar un disco… que quia vio la luz. Ahora, 26 abriles posteriormente, Lynch ha decidido rescatar ese disco en el que él tocaba la guitarra mientras que Badalamenti se dedicaba a cantar. “Cuando oí por primera vez la voz de Angelo, me reí tanto que sentí como si una bombilla me hubiera explotado en la tripa: me salió una hernia”, explica el pérfido Lynch, quien no solo le ha donado suelta a sus grabaciones inéditas, sino todavía a un videoclip que rodó entonces y que se atiene a sus parámetros de mal rollo (aunque no hubiera desentonado mucho entre lo que la MTV emitía por entonces).

Y, si aceptablemente Lynch y Badalamenti enfocaron Thought Gang como un tesina de jazz, los derroteros futuros del cineasta podrían ir encaminados al blues. Porque, según Vulture (vía The Playlist), Lynch estaría interesado en sufrir al cine Love in Vain: A Vision of Robert Johnson, un célebre guion de Alan Greenberg sobre aquel mítico bluesman del Misisipi que, cuenta la letrero, vendió su alma al diablo en un cruce de caminos. Pero aquí a David podría haberle surgido un rival de prestigio, porque un amigo de Greenberg llamado Martin Scorsese lleva mucho tiempo queriendo rodar ese mismo guión… Si aceptablemente esta novedad aún está muy en el céfiro, esperemos que Lynch y ‘Marty’ no se peleen: designar edicto en la disputa nos partiría el corazón.