De Cuerda a Vermut: Abycine celebra su 20 aniversario con champán para todos (del indie nacional)

A lo amplio de las dos últimas décadas, el cine independiente, doméstico e internacional, se ha transformado por completo, pero aquellos que estén interesados en asimilar los nombres propios, títulos y los diversos cambios que han tenido superficie en este ámbito de lo cinematográfico saben que Abycine ha sido uno de los principales barómetros de su estado de lozanía desde que en 1999 arrancara la aventura de este festival manchego. Epicentro, punto de interviú, espacio de tendencias, todo eso y más ha sido desde entonces Abycine, certamen que celebra esta sombra el inicio de su 20 aniversario con una atuendo en la que el compositor Raül Refree ofrecerá su particular visión musical del temperamento de Wes Anderson, uno de los iconos, precisamente, del cine indie integral.

En verdad, la 20 publicación de Abycine comenzó el pasado jueves con las primeras reuniones y sesiones de Abycine Garrocha, el Mercado Audiovisual de Cine Independiente, lanzadera para obras de cine independiente, que poco a poco se ha convertido en un referente para jóvenes cineastas y para productores de ese otro cine castellano que tratan de que nuestras ficciones y no ficciones cinematográficas sean lo más variadas y estimulantes posibles. Pero hoy viernes 19 de octubre, el Teatro Circo de la caudal manchega se viste de atuendo para admitir a Brays Efe, preceptor de ceremonias, para aupar a Alboroto Cuesta, Premio Trayectoria Nuevo Abycine 2018, y para disfrutar de la música en directo de Refree y del cine de Anderson. Y a partir de ahí, diez días que de nuevo le toman el pulso a la marbete de lo indie.

 

La gran clan española (de lo independiente)

El homenaje a José Luis Cuerda es uno de los platos fuertes más destacados de esta XX publicación de Abycine, primero porque el albaceteño, a quien podemos considerar el padrino simbólico de lo indie nacional, regresa a su ciudad con Tiempo a posteriori, su última película, que muchos señalan, por si no fuera suficiente, como la secuela espiritual del clásico que puso a la entrada de Ayna en el plano cinéfilo castellano. Será sin duda una velada de emoción y, sobre todo, de risas, si tenemos en cuenta que estará acompañado por parte de su troupe: Felix Tussell, Arturo Valls, Joaquín Reyes y Carlos Areces.

En competición, lo más seleccionado de la cosecha 2018 del indie: Valeroso Siminiani con Apuntes para una película de atracos, Dejado Aulaga con Fishbone, Andrea Jaurrieta con Ana de día, Lola Arias con Teatro de querella, y Situación Lledó Espartín con The invocation of Enver Simaku concursan para usar el mayor premio del certamen. Pero hay más, por supuesto. Repartidos entre varias secciones, podrán hallarse Entre dos aguas, de Isaki Lacuesta, la emocionante última Concha de oro de San Sebastián y ganadora del premio postproducción de Abycine Garrocha 2017; el thriller de autor El santo, de Luis Ortega, un policíaco sugerente y atrevido sobre el adverso más infame de la historia negra de Argentina; Nuestro tiempo, lo nuevo de Carlos Reygadas, que se pre-estrenará aquí a posteriori de hallarse en Venecia y San Sebastián; Petra, la reformulación de la tragedia griega a cargo de Jaime Rosales, quien participa, por cierto, en Abycine Garrocha con un taller para los asistentes; Diana, del periodista y cineasta Alejo Tostado; Con el derrota, de Meritxell Collel, una de las sorpresas autorales de la temporada; Carmen y Lola, de Arantxa Echevarría, el sleeper indie del año; Las distancias, de Elena Trapé, Premio Película Nuevo Abycine 2018, y otras de las cintas destacadas del panorama autoral nacional; por otra parte de Puta y amada, la abuso pop de Marc Ferrer.

Para los amantes de la no-ficción, Abycine ha programado Ocultas e impecables: Las sinsombrero 2, de Tania Balló, Serrana Torres y Manuel Jiménez Núñez, su acercamiento a las mujeres artistas e intelectuales activas durante la dictadura franquista; por otra parte de los trabajos I hate New York , de Gustavo Sánchez, sobre cuatro artistas y activistas trans de la panorama underground neoyorquina; Samantha Hudson: una historia de fe, sexo y electro-queer, retrato de la muchacha hado de Internet; o Los primaveras chanantes, cinta de Pepe Colubi sobre ese hito televisivo y de la comedia que nos descubrió a Joaquín Reyes y revolucionó el castellano con palabras maravillosas como boquino, tunante o gambitero.

Por final, y por aquello del ofrecimiento (casi final), Lola Lapaz presentará Champán para todos, un trabajo documental que homenajea al zaragozano Sergio Algora, poeta del pop surrealista e ídolo del indie castellano con sus bandas El peque helminto y La Costa Brava, fallecido en 2008; mientras que la clausura, el próximo día 28, apunta a fiesta en un karaoke, porque Carlos Aperitivo regresa al festival que le aupó proyectando su ópera prima Diamond Flash haciendo lo propio con su final trabajo, Quién te cantará, su visión sobre la cuestión de la triunfo con una Eva Llorach y una Nawja Nimri imbricadas como una sola figura de guisa portentosa.