¿De verdad ha superado ‘La bella y la bestia’ a la original en taquilla?

Las cifras han llegado, y Disney se ufana de ellas. Según las estadísticas de recaudación, el remake en acción real de La bella y la bestia habría necesitado de sólo una semana para superar al original en taquilla. De esta manera, al paso que el filme de mil novecientos noventa y uno habría necesitado la suma de su estreno original en cines y sus reestrenos en IMAX y 3D para acumular 425 millones de dólares americanos, a la cinta de Bill Condon con Emma Watson Dan Stevens le habría bastado con 7 días para lograr los 537 millones. ¿Es esto cierto? Vayamos por partes…

Para empezar, la noticia (vía The Wrap) recurre al truco más viejo de Hollywood en el momento de exagerar sus recaudaciones: ignorar el ajuste a la inflación. Por ejemplo, la cinta original recaudó un total de 139 millones entre mil novecientos noventa y uno y mil novecientos noventa y dos, solo en EE UU. Si aplicamos los incrementos pertinentes, esa cifra sube hasta los 248 millones. Realizando la misma operación, la taquilla del reestreno IMAX de 2002 sube hasta los 34 millones, mientras que la de la versión 3D (dos mil doce) llegó a los 50 millones. De esta manera, La hermosa y la bestia original acumuló 332 millones de dólares sólo en EE UU.

En cuanto a la taquilla internacional de estos, no podemos desglosarla con tanta precisión: los datos de Box Office Mojo sólo señalan que se eleva a los 206 millones de dólares. Si le aplicamos el cálculo de inflación pertinente a mil novecientos noventa y uno nos quedamos con 368 millones. La suma total, entonces, serían 700 millones de dólares americanos, aproximadamente. ¿Que hemos hecho trampa con este último paso? Pues sí. Pero asimismo la hacen quienes alardean de haber batido récords sin contar con las variables económicas de rigor.

Por otra parte, al hacer comparaciones de taquilla entre las dos versiones de La preciosa y la bestia, se olvidan otros muchos factores. Por poner un ejemplo, el precio creciente de las entradas (que, de un tiempo a esta parte, semeja estar alcanzando máximos históricos todos los años en EE UU), o los cambios en las prácticas de distribución internacional, considerablemente más lentas y escalonadas hace 26 años que ahora. Sin ir más allá, La hermosa y la bestia apareció en los cines de EE UU el veintidos de noviembre de mil novecientos noventa y uno, pero en España no pudimos verla hasta el veintisiete de noviembre… de 1992.

Así pues, no es conveniente fiarse demasiado de estos anuncios a bombo y platillo. Es muy posible que La bella y la bestia de Bill Condon supere la colecta de su original. Mas, para lograrlo, todavía deberá aguardar unas semanas (no muchas). Se trata solo de que, actualmente, a los grandes estudios les agrada sacar pecho lo antes posible con colectas millonarias, sin tener en consideración que dichas colectas se ven facilitadas por lo caro que sale en nuestros días entrar a un cine. Y, asimismo, por unas tecnologías que dejan a un filme arrasar simultáneamente en Los Ángeles, Hong Kong y Logroño. Piensa en ello la próxima vez que te vendan un récord de taquilla: seguro que llegas a la conclusión de que el filme más taquillero de la historia sigue siendo Lo que el viento se llevó… y el de la historia de España (posiblemente), Los bingueros.