Drew Goddard: “La cabaña en el bosque’ nunca tendrá secuela”

‘El final diferente es demasiado bueno’: el director asegura que su sátira del cine de terror con guion de Joss Whedon quedará como obra única.

Aunque no fue en definitivo un éxito de taquilla, La cabaña en el bosque (2012) ha quedado como una de las películas de terror más originales de lo que llevamos de siglo, y además como una crítica muy aguda al adocenamiento de las franquicias de sustos. Tanto es así, de hecho, que a sus fans no les importaría que tuviese una secuela… que no llegará nunca, según acaba de anunciar el director Drew Goddard. El cineasta, que presenta ahora Malos tiempos en el Royale, asegura que él y su coguionista, un tal Joss Whedon, estudiaron la posibilidad de escribir una segunda parte, pero lo descartaron porque la conclusión del filme les parece demasiado buena.

“Se nos ocurrieron algunas ideas muy locas, pero Joss y yo acabamos teniendo claro que no queríamos hacerlo”, explica Goddard en una entrevista con CinemaBlend (vía ScreenRant). “No quiero hacer una secuela porque sí”, añade, ayer de echarse unas cuantas flores: “La única forma en la que podríamos hacer [la secuela] es si pudiéramos hacerle honradez, y la verdad es que hacerle honradez sería muy difícil. Cada forma de prolongar la historia le quitaría fuerza al final de La cabaña…, y creo que ese final era consumado para la película”.

Las palabras de Goddard tienen su deducción, porque La cabaña en el bosque terminaba con [SPOILER] los dioses primigenios destruyendo el mundo [/SPOILER]. Aun así, dada la forma en la que el filme se cachondeaba de los tópicos del carácter, sería estrambótico ver cómo Whedon y el director elaboraban una segunda sátira a costa de la secuelitis en las franquicias de terror.