El autocine de la villa de Madrid abre sus puertas a ritmo de ‘Grease’

Autocine: Sintonizamos la transmisora novecientos treinta y siete FM. “Voy a volver a Australia, tal vez nunca vuelva a verte”, le dice Sandy a Danny Zuko. A través del cristal delantero del coche, observamos a los personajes interpretados por Olivia Newton-John y John Travolta despedirse en una playa, mientras tras la enorme pantalla se atisban las 4 Torres Business Area de fondo. Grease ha sido la película elegida por el autocine la capital de España RACE para abrir sus puertas este viernes, veinticuatro de febrero. No en vano, una de las escenas más recordadas por los fans del filme ocurre exactamente en un autocine.

Los agraciados que ya hemos podido disfrutar de lo que este nuevos espacio situado en el distrito de Chamartín-Fuencarral ofrecerá a todos los asistentes, podemos asegurar que la historia de amor entre la dulce Sandy y el rebelde Danny suena muy bien desde un coche. Tanto, que ciertos espectadores incluso se ha animado a apearse del vehículo para danzar en frente de la pantalla al ritmo de Greased Lightning.

El recinto, de veinticinco metros cuadrados al aire libre, tiene capacidad para más de 350 plazas de parking (el más grande de Europa), y puede llegar a acoger a un total de 1.500 personas, cien más en época veraniega merced al patio de butacas. Siguiendo a rajatabla el ejemplo de autocine de Norteamérica, el de Madrid es mucho más que un aparcamiento con una pantalla gigante de doscientos cincuenta metros cuadrados. El sitio alberga un Diner al estilo americano, con las consiguientes palomitas, perritos calientes, hamburguesas, pizzas… Tampoco se han olvidado de los icónicos Food Trucks y Street Markets, acordes con la temática de cada película que se proyecte. Comida, refrescos y copas de vino se mezclan en un ir y venir de personal, en cuero y gomina para esta ocasión.

Madrid se une de esta forma a la moda del autocine, que ya ha calado en otras urbes españolas como Gijón o Alicante. Aparte de proyectar películas de estreno, preestrenos o bien clásicos seleccionados por el propio público, habrá espacio para ciclos de cine temático y cortometrajes, cursos y festivales múltiples. Cuando finalicen las sesiones de los fines de semana, el espacio albergará conciertos de conjuntos musicales y retransmitirá conciertos en riguroso directo en streaming. 

Para poder gozar de esta experiencia, los adultos van a deber abonar 8 euros los fines de semana, y 7 los lunes, martes y jueves. Va a haber descuentos para jóvenes, universitarios familias numerosas y desempleados, cuya entrada costará 7 euros los fines de semana y seis con cincuenta el resto de días. Los pequeños, por su lado, pagarán cuatro,5 euros. Y el miércoles, día del espectador, las entradas costarán los 4,5 (adultos) y cuatro euros (pequeños).

Grease se proyectará hasta el dos de marzo, y al día después cogerá el testigo uno de los estrenos más aguardados del año, Logan. ¿Os apetece despediros claramente del Lobezno de Hugh Jackman desde un autocine? Aparcad vuestro coche, disfrutad de la zona gastronómica del recinto y volved al vehículo a las 21:00h. para sintonizar novecientos treinta y siete FM.