El director de ‘La noche de Halloween’ explica el momento más polémico de la película

El estreno de la nueva traducción de La incertidumbre de Halloween está dando para todo tipo de preguntas, desde la “aparición” de PJ Soles que pasión la atención a los más fans del subgénero, a ese final que puede descolocar a los recién llegados.

Sin confiscación, una pregunta que se hacen tanto unos como otros tiene que ver con una panorama muy concreta que ha desatado todo tipo de conjeturas en redes sociales y foros de aficionados.

Para evitarte el spoiler, vamos a darte un link para salir y tras el GIF, vamos a ello.

Sin duda, el momento más extraño con el que los fans de la dinastía Halloween se han antagónico en la película de David Gordon Green es cuando Myers, en parte de su carnicería nocturna en Haddonfield, decide ignorar a un bebé que está llorando, sin resistir a asesinarle.

El comportamiento del personaje contrasta con el de la máquina de matar fría y sin sentimientos que El hombre del saco ha sido desde que lo crearan Carpenter y Debra Hill en 1978, cabreando a no pocos aficionados, aunque al parecer, una intrepidez tan extraña tiene una explicación muy deducción y sencilla, ya que de acuerdo con lo que explica Gordon Green en LA Times (vía Bloody Disgusting), decidieron meter el lloriqueo del bebé en postproducción para darle más tensión al plano.

“Buscábamos una forma interesante de rellenar un hueco de 15 segundos en una panorama muy larga. Había 15 segundos sin tensión ni información. El oposición era meter poco que hiciera que esos 15 segundos valieran la pena por la intriga. El diseñador de producción y el director de foto vinieron con la idea de introducir un lloriqueo de bebé y por consiguiente, un bebé. Fue muy emocionante porque solucionaba el problema.

Ahora tenemos a un personaje que es la encarnado del mal y que no tiene motivaciones, emociones ni estimulaciones más ala de ser un depredador. Y de repente, le damos la oportunidad de hacer lo correcto. No tengo claro qué justifica su representación, aunque creo que es interesante verlo en cualquiera que es un enemigo sin motivaciones”.