El guionista de ‘Showgirls’ se pasa al cine religioso

Joe Eszterhas, en el pasado el escritor más provocativo de Hollywood, ha regresado con un libreto sobre las apariciones marianas de Guadalupe

Durante unos pocos años (entre 1992 y mil novecientos noventa y cinco), el nombre del argumentista Joe Eszterhas fue homónimo de provocación en Hollywood. Bien con el directivo Paul Verhoeven (Instinto básico, Showgirls), bien sin él, mas nuevamente con Sharon Stone -Sliver (Acosada)-, este escritor se especializó en thrillers de alto voltaje erótico. Y, ahora que vuelve al oficio tras varios años retirado, uno podría esperarse muchas cosas… a menos que su nuevo guión tuviese que ver con la Virgen de Guadalupe. Por el hecho de que, para volver al cine, Eszterhas se ha fijado en el rentable mercado de las ‘películas basadas en la fe’. Es decir, ese cine religioso de nuevo cuño, destinado al público más conservador y cristiano de EE UU, que nos ha dado títulos como el remake de Ben-Hur.

Es exactamente a los productores de Ben-Hur, Roma Downey Mark Burnett, a quienes Eszterhas ha vendido su libreto sobre la visita de la madre de Cristo al campesino Juan Diego Cuauhtlatoatzin en el México del siglo XVI. Conforme informa Deadline (vía The AV Club), el guionista ha trabajado durante 14 años en el proyecto.

La deriva religiosa de Joe Eszterhas, eso sí, no es nada nuevo: en 2001, el escritor aseveró haber encontrado la fe católica durante una temporada marcada por su lucha contra el cáncer y por una larga lista de adicciones. Como resultado de esa conversión, Eszterhas escribió un libro de memorias (Crossbearer, A Memoir of Faith) y trató de sacar adelante, junto a Mel Gibson, un proyecto sobre la historia bíblica de los hermanos Macabeos apodado “el Braveheart judío”. Un trabajo este que terminó en una antológica bronca, y tras el que Eszterhas escribió otro libro autobiográfico (Heaven and Mel) poniendo a su ex- socio como un pingo. Esperemos que su devoción mariana le traiga serenidad… y un buen estipendio, por el hecho de que el mercado de las ‘películas basadas en la fe’ se ha revelado en los últimos años como extremadamente rentable.

Esta web emplea cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia. Si continúa navegando estimamos que acepta su uso. Politica de cookies. Aceptar