¿En qué orden debes ver las películas de ‘Jungla de Cristal’?

Te has preguntado cuál es el mejor orden para ver sagas como X-Men o Star Wars y nosotros hemos acudido siempre en tu ayuda, ¿verdad?

Ahora que se cumplen 30 primaveras del comienzo cinematográfico de John McClane y su condenada mala suerte para estar siempre en el circunstancia incorrecto (y ahora que Dwayne Johnson ha llegado para homenajear a Selva de Cristal con su última película), nos enfrentamos al momento de poner nuestro piedra de arena para rendir tributo a una obra maestra del cine de argumento y una de las películas navideñas más famosas de todos los tiempos.

Selva de cristal (1988) + La Selva 2: Alerta roja (1990) + Selva de cristal: La venganza (1995) + La Selva 4.0 (2007) + La Selva: Un buen día para fallecer (2013)

Ventajas: Así se gestó el mito. John McClane visitaba a su amada Molly, se encontraba con unos terroristas que en verdad eran ladrones y ¡BUM!, toda una vida dedicada a combatir catástrofres y una metáfora del proceso de divorcio con más pirotecnia de la historia.

Desventajas: Así es impracticable y una vez atravesada la santísima trilogía innovador, sentarse a ver La Selva 4.0 y La Selva: Un buen día para fallecer es un alucinación directo a dormirse y a odiar los remakes y secuelas del siglo XXI. Siquiera es eso. Hay otras formas.

    

El Detective (1968) + Selva de cristal (1988) + La Selva 2: Alerta roja (1990) + Selva de cristal: La venganza (1995) + La Selva 4.0 (2007) + La Selva: Un buen día para fallecer (2013)

Ventajas: Si de los que va es de ver cómo se gesta el mito, cero mejor que esto. La película innovador de John McTiernan se basaba en la novelística Nothing Last Forever, de Roderick Thorp, que a su vez era una secuela de El detective, tomo que había sido adaptado al cine con Frank Sinatra como protagonista. Es un poco -mogollón- embrollador, pero vamos a dejarlo en esto: Selva de Cristal nació siendo una secuela de una película de 1968. Por resolución, el papel del protagonista (un detective de homicidios llamado Joe Leland) tenía que ser ofrecido a Frank Sinatra, pero el canalla de luceros azules, viendo que ya superaba los 70 cumpleaños, rechazó el papel. Así nació el personaje de John McClane y se desligó el plan de la película innovador.

Desventajas: TODAS. Si ya se hacía duro ver la clan en continuidad, todavía lo es más si le ponemos por delante otra película.

    

Selva de cristal (1988)+ Selva de cristal: La venganza (1995) + La Selva 4.0 (2007) + La Selva: Un buen día para fallecer (2013)  + La Selva 2: Alerta roja (1990)

Ventajas: Agrupar las películas en saco a las historias de los hermanos Gruber y de los hermanos McClane nos permite proceder por todo lo parada con las dos entregas dirigidas por John McTiernan, que no es aseverar poco.

Desventajas: Pues que sigue el inconveniente de tener que hallarse seguidas las películas de Len Wiseman y John Moore. Al menos te puedes dejar como traca final La Selva 2 para arruinar en parada la clan y no odiar a Bruce Willis durante el resto de tu vida.

    

La Selva 2: Alerta roja (1990) + La Selva 4.0 (2007) + La Selva: Un buen día para fallecer (2013) + Selva de cristal (1988) + Selva de cristal: La venganza (1995)

Ventajas: El reino de las estadísticas y las infografías que pululan por Internet sobre películas nos arroja un circunstancia… en su segunda aventura en la gran pantalla, McClane terminaba con un total de 246 enemigos, lo cual siquiera es raro si tenemos en cuenta que acababa con todo un ejército. Esto contrasta con la tercera parte de la clan, en la que “solamente” derribaba a 19. No es mal plan hallarse así la clan, puesto que supone abrir con la cinta de Renny Harlin y arruinar en pico con el final de la clan Gruber.

Desventajas: Aunque no sea mal plan para ver las películas, sigues teniendo que ver seguidas La Selva 4.0 y La Selva: Un buen día para fallecer, que puede ser un midpoint complicado de pasar en tu maratón.

    

La Selva: Un buen día para fallecer (2013) + La Selva 4.0 (2007) +  Selva de cristal (1988) +  Selva de cristal: La venganza (1995) + La Selva 2: Alerta roja (1990)

Ventajas: En el cine, como en el fútbol, pasa lo contrario a los bares de copas de Madrid, y es que el vello ha ido perdiendo importancia. De nuevo, las estadísticas hechas por algún con mucha paciencia nos enseñan que las últimas dos entregas son en las que menos personajes con mostacho aparecen, pero que posteriormente vemos NADA menos que 19, 23 y 39 bigotes en las películas de 1988, 1995 y 1990. Ni siquiera así conseguimos ir de Menos a más en la calidad de la clan, pero es un gran avance y quizá sea la mejor opción.

Desventajas: ¿A quién se le puede ocurrir clasificar a La Odisea del cine de argumento y el Gilgamesh de los casquillos de gran calibre en saco al vello facial de los personajes?