Ha muerto Roger Moore, el James Bond más desenfadado

Roger Moore, el actor inglés que interpretó a James Bond en siete películas (mil novecientos setenta y tres-1985) ha fallecido en Suiza a los 89 años. Sus tres hijos, que han revelado la nueva mediante un comunicado en Twitter, notifican de que la muerte de su padre se ha debido a “una batalla breve, pero valiente, contra el cáncer”.

Nacido en Londres, hijo de un ama de la casa y de un agente de la ley, Moore empezó a actuar siendo apenas un adolescente, y brincó a la fama gracias a su trabajo en TV. La serie El beato le convirtió en superestrella mundial gracias al papel del justo Simon Templar, un personaje que (como bromeaba el propio Moore) podría haber sido interpretado por Sean Connery. Gracias al serial Los persuasores, que coprotagonizó al lado de Tony Curtis, el inglés pudo alardear de haber sido actor televisivo mejor pagado del mundo.

Roger moore

Ahora bien: su genuino gran momento llegó en mil novecientos setenta y tres, cuando, tras algunos titubeos, se puso el esmoquin de James Bond para Vive y deja morir. Durante las próximas 6 películas de la saga (El hombre de la pistola de oro, La espía que me amó, Moonraker, Solo para sus ojos, Octopussy Panorama para matar), Roger Moore encarnó a un siete menos violento y más atrevido que el de Connery, en ocasiones autoparódico, mas muy querido por los fans.

Desde mil novecientos ochenta y cinco, cuando Panorama para matar supuso su despedida de la saga, la carrera dramática de Roger Moore fue irregular y ocasional. Haciendo gala de un espíritu de bon vivant con el cual Bond hubiese simpatizado, el actor estaba más ocupado cambiando de residencia para sortear al fisco británico, codeándose con la aristocracia europea y ejercitando como embajador de UNICEF. Algunas de sus intervenciones, como su aparición en Spiceworld: La película, le mostraban riéndose de sí con entrañable socarronería.

En mil novecientos noventa y nueve, Roger Moore recibió el título de Caballero del Imperio Británico, y en dos mil ocho publicó un libro de memorias titulado My Word is my Bond.