Juego de tronos La muerte de este personaje iba a ser mucho más sangrienta

Juego de tronos
Juego de tronos

¿Os acordáis de la princesa Myrcella Baratheon en Juego de Tronos? ¿La hija del rey Robert Baratheon (bueno, realmente de Jamie Lannister) y Cersei Lannister? Vale que no ha jugado un papel tan importante como sus hermanos, y más teniendo presente que desapareció en la segunda temporada, tras ser mandada a Dorne. No fue hasta la quinta entrega que la princesa por fin volvió a casa… para finiquitar muriendo en brazos de su padre.

7 Temporada de Juego de tronos

Juego de Tronos se ha desecho de todo personaje, primordial o secundario, que ha atrevido pisar los Siete Reinos. Hasta aquí todo normal. No obstante, la muerte de la pequeña Baratheon resulta demasiado afable para la franquicia basada en la obra de George R. R. Martin. Y ahora sabemos por qué. La actriz Nell Tiger Free, que daba vida a la joven, ha concedido una entrevista a MCM London, en la que ha explicado el final original, considerablemente más gráfico, que deparaba realmente a su personaje: “No sé si debería contar esto, pero originalmente me dieron unos plátanos aplastados con sangre falsa y se suponía que mis sesos iban a estar por todo el barco. Estaba súper emocionada. No me agrada el gore, mas como sabía que eran simplemente plátanos, no me molestaba”.

Juego de tronos Temporada 7 Trailer Oficial Español

La muerte de Myrcella fue causada por envenenamiento, como la de su hermano mayor Joffrey. Sin embargo, en contraste al turbulento y explícito fallecimiento de este (con vómitos y convulsiones), la muerte de la princesa fue veloz y amable. Su nariz empezó a sangrar y en pocos segundos colapsó en brazos de su padre. Al parecer, según ha explicado Free, “querían que la muerte de Myrcella reflejase su vida, y querían que fuera dulce”. Sin duda, se trata de una de las pocas habitantes de Poniente que ha tenido ese trato de favor.

Juego de tronos La muerte de este personaje iba a ser considerablemente más sangrienta