‘La monja’ lleva aterrorizándote desde ‘Mulholland Drive’

David Lynch y James Wan han contado con la misma actriz para interpretar a tus dos mayores pavores cinematográficos de este siglo.

Tanto si has sido una de las miles de personas que han ido a ver La monja este fin de semana a los cines –convirtiéndola en el mejor estreno de la clan Expediente Warren– como si simplemente te has cedido un vuelta por la ciudad o has cogido el medida, habrás sentido el sacudida que produce su ojeada sobre tu cuerpo. La moja que en la película dirigida por Corin Hardy y producida por James Wan sirve de manifestación corpórea al maravilloso demonio Valak es una de las imágenes más inquietantes del cine nuevo, no solo en su película particular sino cuando la vimos por primera vez en Expediente Warren: El caso Enfield.

¿Te acuerdas de lo rematadamente mal que lo pasaste durante TODA esta secuencia?

Si haces memoria, seguro que recuerdas otra secuencia terrorífica del cine nuevo que casi te saco el corazón de la boca. En el flanco opuesto de la coreografía operística de la cámara, el montaje y la construcción atmosférica de James Wan podemos situar la que, con todo derecho, quizás sea la panorama más aterradora de este milenio: el callejón de Mulholland Drive.

En la película dirigida por David Lynch, que del fino arte del mal rollo podría impartir varias cátedras antiguamente de tomarse el segundo café de la mañana, un personaje interpretado por Patrick Fischler le cuenta a su amigo una pesadilla que ha tenido sobre el restaurante exacto en el que están. En el sueño, detrás del lugar hay una figura monstruosa que le ataca. Cuando entreambos deciden investigar el callejón que hay tras el edificio, aparece un indigente cubierto de suciedad, con el mismo aspecto que el ser de su sueño. El pánico hace que el hombre colapse muerto de miedo.

Pues perfectamente, resulta que la misma actriz interpreta a entreambos personajes. Optimización de tus pesadillas. Ella es Bonnie Aarons, nació en Los Ángeles y no se limita solamente a personificar a seres de pesadilla. Por otra parte de tener interpretado al mendigo de Mulholland Drive y a la monja de Expediente Warren: El caso Enfield La monja, Aarons asimismo ha trabajado en las películas de Princesa por sorpresa como la baronesa Joy von Troken, y aparece en películas como El flanco bueno de las cosas Arrástrame al abismo. 

Aunque pueda parecer lo contrario, su perfil de Instagram es un primor no dedicado en monopolio a los mayores terrores primigenios, sino que parece perfectamente maja. Mira con qué soltura se libra de la típica pregunta de felpudo roja sobre el proceso de maquillaje para ser La monja. “Yo no soy quien ha pintado la Mona Mújol, así que no desvelaré el secreto: tendrás que preguntarle a ellos [los productores y el director de la película]”, replica. No sé, a mí ya me cae perfectamente.