¿’La venganza de Salazar’ acabará con la saga ‘Piratas del Caribe’?

Piratas del caribe

A pesar de ser líder de la taquilla, las cifras de colecta de la quinta aventura de Johnny Depp como Jack Sparrow acusa el agotamiento de la franquicia pirata de Disney.

 

¿Puede considerarse un fracaso una película que lidera múltiples tops de taquilla internacionales en su fin de semana de estreno? No exactamente, mas las cifras conseguidas por Piratas del Caribe: La venganza de Salazar parecen distar bastante de lo aguardado por Disney si lo que querían era revitalizar la saga pirata protagonizada por Johnny Depp. Hasta tal punto que no se descarta que esta quinta entrega sea el punto final de la franquicia (hasta que en algún momento brote de forma inevitable de la palabra mágica: reboot).

La venganza de Salazar ha coronado la taquilla de EE UU con una recaudación de 62 millones de dólares americanos. La cantidad se queda corta ante las expectativas por 2 motivos: el filme dirigido por Joachim Ronning Espen Sandberg contó con un tremendo presupuesto de 230 millones de dólares americanos que costará igualar sólo con los datos domésticos; también son treinta millones menos que lo logrado con el estreno de En mareas enigmáticas (2011), la anterior entrega de la saga Piratas del Caribe.

Si esto puede llevar a meditar que Disney va a cerrar el grifo de la franquicia, falta fijarse en las cantidades internacionales para matizar el pesimismo. Como se ha convertido en norma frecuente con determinados blockbusters de Hollywood, es la taquilla fuera de EE UU la que puede marcar la diferencia entre un éxito y un descalabro. En el caso de Piratas del Caribe: La venganza de Salazar, parece que el filme disfruta de mucha mejor recepción allende los mares. En España lidera la taquilla con tres con cinco millones de euros (conforme datos de ComScore), pero lo verdaderamente importante viene de dos mercados tan grandes como China (67,8 millones de dólares americanos y el tercer mejor debut de una película de Disney) y Rusia, donde ha marcado un récord con dieciocho con seis millones de dólares de estreno.

En total, la colecta global de Piratas del Caribe: La venganza de Salazar asciende a 208 millones de dólares. Todavía queda lejos de lo que podríamos considerar un éxito claro y cristalino, pero las aguas no están tan turbulentas como podría pensarse.