Los cutrecómics húngaros del cine ochentero

A veces, escarbando por los rincones de internet, uno halla cosas que nunca esperó ver. Cosas que, además, le provocan un sentimiento híbrido de fascinación y ganas de arrancarse los ojos. Sin ir más lejos, todos sabemos que adaptar películas al cómic era una práctica bien habitual en los ochenta, con Marvel como especialista en el cotarro. Mas es bien diferente saber que, del otro lado del Telón de Acero, un dibujante retaba a la Guerra Fría (y a las leyes de copyright internacionales) transformando en tebeos grabes de los ochenta por excelencia. Se trata de Attila Fazekas, artista húngaro al que debemos surrealistas viñetas basadas en Star Wars, El Imperio contraataca, Superdetective en Hollywood, Cobra Terminator, entre otras.

Los tebeos de Fazekas cosecharon un éxito incontenible en Hungría, un lugar donde el noveno arte ha sido siempre valoradísimo. Sin ir pero lejos, su versión de Star Wars queda como uno de los cómics más populares de la historia en el país magiar. Esto, sin embargo, no inutiliza el hecho de que estos cómics resulten miserables con ganas. Espoleado por la falta de medios y la censura, el artista debía condensar la trama de los grabes en cuadernillos que, muy frecuentemente, no iban más allá de las diecisiete páginas.

Asimismo, aunque Fazekas ha pasado a la historia como uno de los mejores dibujantes húngaros de su generación, la mala calidad de la impresión y del papel se notan para mal, o bien para muy mal, en estas obras. Por no mentar que el artista tenía que reconstruir el filme original de memoria, lo cual le lleva en ocasiones a aportar innovaciones de su cosecha. Por servirnos de un ejemplo, ¿alguien recuerda que los xenomorfos de Aliens, el regreso tuvieran tentáculos?

Por desgracia, los estudios del Occidente capitalista se percataron del trabajo de Attila Fazekas, algo que le costó más de un desazón al dibujante. Sin ir más lejos, una acción legal por la parte de Lucasfilm le impidió convertir en tebeo El retorno del Jedi. Pero, en dos mil trece, Fazekas pudo desquitarse dibujando el episodio VI de la saga galáctica, esta vez con medios mucho más lujosos y con una extensión conveniente. El trabajo se difundió gratis en la red de redes, y puedes leerlo en este facebook.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.