Más problemas para Kevin Spacey: un masajista le denuncia por acoso sexual y retención ilegal

Un masajista denuncia en presencia de la corte de Los Angeles que en 2016, el actor Kevin Spacey le acoso sexualmente y le retuvo internamente de la habitación en la que estaba trabajando

No, la tormenta de acusaciones en las que se ha conocido envuelto Kevin Spacey desde que surgiera el #MeToo no tiene visos de apaciguarse.

Ni desaparecer de la vida pública y achicar al insignificante su actividad profesional han servido para que todavía hoy surjan acusaciones que podrían hacer que el campeón de dos Oscar (por Sospechosos Habituales y American Beauty) terminara en prisión.

Ahora, la corte de Los Angeles ha admitido a trámite la denuncia de un masajista cuya identidad se mantiene en secreto. En ella, el hombre asegura que en 2016, mientras prestaba servicio en Malibú, el actor intentó maltratar de él, detallando con todo fastuosidad de detalles como le agarraba de los genitales e intentaba besarle. Por otra parte, asegura que Spacey evitaba que pudiera escapar, colocándose delante de la puerta.

El modus operandi que describe el trabajador coincide con otras acusaciones, que van desde las lanzadas por el hijo de Richard Dreyfuss a las de varios trabajadores del Old Vic, el teatro que Spacey dirigía en Londres y sobra las que la dirección presente sigue investigando para aclarar lo sucedido primaveras antes.

Puedes descifrar la denuncia completa a través de este enlace.