Nicole Kidman demuestra al mundo entero que sabe aplaudir normal

Si a finales del febrero pasado te tiraste una noche en vela siguiendo la liturgia de entrega de los premios Oscar (no te preguntaremos el motivo, pero si necesitas ayuda dínoslo, ¿O.K.?), seguramente recordarás que ver a Nicole Kidman aplaudiendo fue uno de los momentos más extraños de la gala. Y eso que hablamos de una gala donde el Oscar de mejor película se entregó por error a un filme que no lo había ganado.

Nicolekdiman.jpg

No obstante, si es preciso refrescar tu memoria, puedes hacerlo con la próxima imagen de Nicole Kidman aplaudiendo tal y como si fuera la primera vez que juntaba las palmas de sus manos tras haber pasado horas leyendo un manual de teoría sobre el aplauso:

Por supuesto, este tema se transformó en un tema de debate fundamental a lo largo de los días posteriores a la liturgia que siempre y en toda circunstancia se recordará por el protagonismo que tuvo el productor de la película que no ganó el Oscar más importante de la noche. Hasta tal punto fue enjuiciada la praxis aplaudidora de Nicole Kidman que la actriz australiana debió dar una explicación pública en defensa de su psicomotricidad.

“Llevaba un anillo enorme que no era mío, era totalmente precioso y tenía pánico de estropearlo”, declaró Kidman en un programa de radio australiano. “Tenía muchas dificultades para aplaudir [sin dañar el anillo], pero asimismo me parecía extraño no hacerlo. Me apetecía aplaudir, no haberlo hecho habría sido peor: la gente se preguntaría por qué razón no está Nicole aplaudiendo”.

Pues bien, meses después, la actriz de una de las series del año, Little Big Lies, que dentro de unos días acudirá al Festival de Cannes con 3 películas (La seducción, The Killing of a Sacred Deer, How to Talk to Girls at Parties) y una serie (Top of the Lake), ha acudido al show de Ellen DeGeneres. Y, como es lógico, el asunto de los aplausos ha sido uno de los temas de conversación.

Kidman ha vuelto a explicar la historia del anillo y su miedo a romper o dañar el diamante, mas eso no ha sido suficiente para la comunicadora, que ha instado a la actriz a aplaudir en directo. Puesto que bien, podemos decir, ya sin resquicio de duda, que Nicole Kidman ha salido triunfante del reto.

Podemos confirmar que Nicole Kidman sabe aplaudir normal. dos mil diecisiete puede descansar en paz. La prueba, desde el minuto cinco del siguiente vídeo.