Nolan: “Dunkerque’ no es una película de guerra”

La retirada de Dunkerque (mayo-junio de mil novecientos cuarenta) fue uno de los instantes más horribles de la II Guerra Mundial. Tras el intento frustrado de dar jaque a los nazis en el continente, las tropas expedicionarias británicas (y sus aliadas francesas) fueron acorraladas en la costa de Bélgica, llevando al gobierno de R. Unido a proponerse la posibilidad de una rendición ante Hitler. Así, cabe pensar que Dunkerque, la película con la que Christopher Nolan narrará ese tremendo hecho, va a ser un hito instantáneo del cine bélico… salvo pues, conforme con el director, “no es una película de guerra”.

Durante la CinemaCon de Las Vegas, Nolan ha hablado de por qué razón Dunkerque tiene la calificación PG-13, apta para menores. “Todos mis grandes blockbusters han sido PG-13. Me siento cómodo trabajando con esa calificación”, explica. Y, después, va al meollo del asunto: “Dunkerque no es una película de guerra. Es una historia de supervivencia y, antes de nada, un filme de suspense. Con lo que, si bien hay un enorme nivel de intensidad en él, no se ocupa necesariamente de los aspectos más sanguinolentos del combate, que han sido retratados ya muy bien en muchas otras películas”.

En favor de Nolan, hay que decir que la retirada de Dunkerque no acabó siendo la carnicería que aguardaba el alto mando alemán. El hecho se salvó con 330.000 soldados evacuados a Gran Bretaña. Así pues, Nolan prosigue: “Creo que aquel fue un suceso tan universal, y que implicó a tanta gente, que intentar encapsular los detalles específicos de la experiencia humana no era el camino correcto. Lo que intentamos hacer fue rememorar la experiencia del momento: el inmediato deSeo humano de sobrevivir”.

Así puesto que, el director de El caballero obscuro le pone otro adjetivo más a su trabajo: “Es la película más humana que he hecho nunca, pues trata sobre el instinto de supervivencia. Deseábamos abordar eso y realizar lo que a mí me agrada llamar ‘una narración en presente continuo’, donde uno esté viviendo el momento con los personajes”.

Los personajes en cuestión están interpretados por Tom Hardy, Kenneth Branagh, Cillian Murphy Mark Rylance, entre otros. En lo que se refiere al ‘presente continuo’, vamos a poder experimentarlo en el cine desde el 21 de julio. Ese día vamos a saber si es una película de guerra o bien no.