‘Okja’ se lo pone difícil a Almodóvar en Cannes

Después del debate abierto por las nuevas y futuras reglas de Cannes y de las palabras del jurado, y su presidente, Pedro Almodóvar, el primero de los días del Festival, si el día de hoy ya lo imaginábamos calentito con la proyección de la primera de las 2 películas que Netflix trae a competición, Okja, de Bong Joon-ho, cuando empezó la película no hizo más que subir la temperatura.
Las escaleras del Festival, su musiquita, y boom logo de Netflix en la pantalla del Grand Théâtre Lumière: primeros abucheos y aplausos. La prensa de este Festival está obviamente dividida por todo el debate. Pero luego fue a peor. Los abucheos no pararon, la película había comenzado: ¿tenían que ver con el discurso que suelta el personaje de Tilda Swinton contra el pasado de su industria? Empieza un aplauso lento. ¿Qué pasa? Aunque quisiéramos procurarle más vueltas a la polémica, no era más que un problema técnico: durante seis minutos Okja se proyectó en un ratio diferente al que debía. ¿Casualidad? Sí. Lo dicho, no echemos más leña. Pero el primer parón de proyección no podía haberle pasado a otra película, no, debía ser en la de Netflix.

Una vez solucionado, la película volvió a empezar desde el comienzo, de nuevo abucheos y aplausos ante el logo de Netflix, pero a partir de ahí, todos caímos: risas en la sala y aplausos finales. Después, en la rueda de prensa más concurrida hasta ahora, también hubo aplausos para todo el equipo que ha venido hasta aquí.

La pregunta del millón no se hizo aguardar. ¿Qué opinan sobre las palabras de Pedro Almodóvar que le parecía una paradoja que una película que no fuese a llegar a salas ganara una Palma de Oro? Tilda Swinton fue la primera en contestar: “Es una declaración que el presidente hizo, es esencial que se sienta libre de decir lo que sienta que tiene que decir y la prensa debe recibirlo de esta forma, ese es el trato”, afirmó. Y añadió: “Pero la verdad es que no hemos venido aquí a por premios, hemos venido a instruir la película en el Festival de Cannes. Es un privilegio enseñar nuestra película en esa pantalla. Y es una gran e interesante conversación la que se ha abierto”. Paró y concluyó: “Hay espacio para todos”.

Bong Joon-ho que reconoció su inspiración en Miyakazi, en Spielberg en parte para esta historia sobre el capitalismo, la vida humana, animal, y la naturaleza, asimismo fue claro y pacífico, nada de avivar la polémica como se esperaba por aquí. “Simplemente soy feliz de que él [Almodóvar] vea la película esta noche, puede decir lo que quiera”, afirmó con una gran sonrisa. “Soy un enorme fan de Pedro Almodóvar y el simple en verdad de que hable de la película es un enorme honor”.

A lo que Tilda Swinton, con doble personaje en Okja y como productora ejecutiva, recordó que Okja se va a poder ver en el cine en algunos países. “Y hay que rememorar que hay muchas películas fantásticas que se ven en este Festival que nunca llegan al cine”, continuó Swinton.

“Lo lejos que puede llegar, la cantidad de gente a la que puede llegar con esta plataforma [Netflix] es excepcionalmente importante”, quiso agregar Jake Gyllenhaal poco después. “Es una bendición cuando el arte puede llegar a una persona, y si puedes llegar a millones de personas, singularmente en estos tiempos en los que estamos inundados de información, en ocasiones auténtica, en ocasiones no, que una expresión artística puede llegar de la manera que sea”.

Aunque solo estamos a día 3 del Festival, Okja ahora mismo se lanza entre las favoritas, muy a pesar de la polémica que arrastra, que seguramente será un tema fundamental en las deliberaciones del jurado de esta setenta edición. Mas quizá la buena mano de Bong Joon-ho y las palabras claras y apacibles de él y su equipo alivien los ánimos.