Por favor que alguien parodie estas series de los 90

 

Por favor que alguien parodie estas series de los 90
Por favor que alguien parodie estas series de los 90

Nosotros les apreciamos mucho, pero esta vez tenemos que llamarles la atención. Por el hecho de que, con Baywatch: Los vigilantes de la playa, Zac Efron Dwayne Johnson les han preparado una atroz decepción a muchas jóvenes ánimas. Esas almas que van a ir a ver la película, pensarán que es descacharrante y sentirán curiosidad por ver la serie de TV original… para revisar, cuando lo hagan, que en el show todo iba en serio. Sí, lo de las carreras por la arena a ralentí, asimismo.

Este shock, que indudablemente será tan grande como los bustos de Erika Eleniak Pamela Anderson combinados, podría tener consecuencias imprevisibles. Porque, si uno repasa el estado de las series de TV en los 90, se dará cuenta de muchas de ellas piden a gritos una película que las devuelva a la actualidad… y las parodie sin compasión. Aquellos intentos de resultar políticamente correctos en una temporada de cambios sociales, aquellas temporadas de veinticuatro episodios, aquellos pelos y aquellos vestuarios, son ya carne de chiste, y Hollywood debería darse cuenta de ello.

¿No te lo crees? Puesto que échale una ojeada a esta selección… y recuerda que, en contraste a Salvados por la campana El príncipe de Bel-Air, estos espectáculos no fueron ningún chiste cuando llegaron a antena.

Sensación de vivir 

¿Dónde se encuentra la gracia? Desde treintañeros que la conocieron de primera mano hasta veinteañeros (y dieciochoañeros) que llegaron a ella a través de reposiciones: esta obra maestra del gran Aaron Spelling (con su princesita Tori Spelling figurando en el reparto) ha quedado como el epítome del pijerío televisivo de los noventa. Vale que la historia de los hermanos Walsh y su pandillita chupiguay se mostró pionera en contar auténticos inconvenientes de la adolescencia, mas su reparto lleno de sonrisas profidén (Luke Perry, Shannen Doherty, Jason Priestley…), sus looks en perpetua mutación (del denim y las toreras tardoochenteras al rollo grunge) y su condición de reliquia pop la ponen de lleno en nuestro punto de atención.

Melrose Place

¿Dónde está la gracia? Ya que hemos hablado de Sensación de vivir (o bien de Beverly Hills 90210, para los puristas), es inevitable traer a colación ese spin-off con el que Spelling quiso captar espectadores algo más creciditos… y que acabó triunfando al dejarse de remilgos y transformarse en un culebrón de toda la vida. Con sus tramas descabelladas (la doble personalidad de Kimberly, para empezar), sus muertes y sus resurrecciones y esa Heather Locklear que empezó como estrella invitada y terminó de protagonista, Melrose Place ofrece más material todavía que su serial madre para transformarse en una película paródica. Y eso esto es mucho.

Pacific Blue

¿Dónde está la gracia? Si el título de este show no te suena de nada, descuida: a nosotros nos pasaba lo mismo… hasta el momento en que alguien nos la describió como “la de los polis en bicicleta”. Claro que, en su instante, asimismo se la apodó como “Los vigilantes de la playa con ruedas”. Dadas esas referencias, está claro lo que nos marchamos a encontrar en ella: una premisa que no se le ocurre ni al que asó la manteca, desacomplejada exhibición de perniles y torsos masculinos y, además de esto, una compilación de cameos que la lees y te da un sofoco (el últimamente fallecido Adam West, Carmen Electra, una gran sucesión de estrellas de la lucha libre…). Vamos, que Phil Lord Chris Miller ya tardan en comprar los derechos.

Blossom 

¿Dónde se encuentra la gracia? Reformulemos la pregunta: ¿ha habido, en toda la historia de la TV, una protagonista femenina más repelente que la que da título a esta serie? Pues seguro que sí, mas ahora mismo somos incapaces de recordarla. Con sus gorritos de punto, su corrección política y su moralina, el personaje de Mayim Bialik se ganó los odios de infinidad de espectadores… que, sin embargo, asistían puntuales a las citas con ella y con su enrollada familia. A semejanza de La tribu de los Brady, una película de Blossom podría petarlo desde el contraste entre la mentalidad nineties y la presente. Mas, por favor, que no nos quiten esa canción que el enorme Dr. John compuso para los créditos iniciales.

Walker, Texas Ranger

¿Dónde se encuentra la gracia? Haz la prueba: échale una ojeada a un capítulo de esta serie, y notarás de qué manera tu masa muscular se tresdobla y tus niveles de testosterona revientan las analíticas. ¿A qué se debe tamaño prodigio? Puesto que a que charlamos del vehículo televisivo que el gran Chuck Norris protagonizó durante la friolera de nueve años, propinando escopetazos y karatazos a diestro y siniestro a pesar de haber cumplido ya los cincuenta. Además de la oportunidad para refererir un montón de Chuck Norris Facts a la menor ocasión, una versión jocosa para el cine asimismo asistiría a rememorar que el concepto del show original partió de un tal Paul Haggis. Sí, el mismo Paul Haggis que ganó el Oscar con Crash…

Urgencias

¿Dónde se encuentra la gracia? No sólo fue la serie que dio a conocer a George Clooney. El show creado por Michael Crichton (Parque Jurásico) ambién fue el drama médico por antonomasia de los noventa y de los primeros ‘dosmiles’, heredero natural de las Hospital general Marcus Welby de antaño. ¿Qué haría falta para convertirla en una buena comedia de cine? Puesto que litros y litros de humor negro, capaces de duchar en risas crueles toda la intensidad del original, con esos médicos que se muestran igual de atacaos al usar el desfibrilador que al enrollarse entre ellos. Además de esto, dado su natural cachondo, seguro que a George no le importa pasarse para un cameo.

Por favor, que alguien parodie estas series de los noventa