¿Por qué si buscas a Tom Hanks en YouTube se le acusa de pedofilia?

YouTube lleva varios meses intentando batallar de forma activa contra la diseminación de vídeos malévolos y propagadores de teorías de la conspiración que pueden resultar dañinas más allá del difícil emoción que tienen sobre la credibilidad de la plataforma. A pesar de todo, en los últimos días su sistema de control ha sufrido un nuevo revés en forma de vídeos conspiratorios contra estrellas como Tom Hanks Steven Spielberg.

Durante unos días, si tecleabas en el buscador de YouTube el nombre de Hanks o de Spielberg con la intención de apañarse algún vídeo gratis de entreambos, entrevistas reveladoras, recogidas de premios emocionantes o clips de sus numerosas colaboraciones –como el célebre monólogo de Redimir al soldado Ryan–, lo que obtenías situado como resultado principal era una serie de vídeos donde se acusa a Tom Hanks de pedofilia. Así lo señaló el periodista Ben Collins en Twitter:

Los vídeos exponen una teoría de la conspiración conocida como QAnon cuyo origen hunde sus raíces en las cenagosas aguas del foro 4chan. De ideología ultraderechista con distintas ramificaciones pro-Trump, conservadurismo contumaz y troleo alt-right, como todas las teorías de la conspiración es tan ambigua y abierta que puede acoger las luchas más diversas de individuos de todo pelaje. Este artículo del semanario The Guardian explica de maravilla el origen de QAnon y cómo la conspiración del Pizzagate (una supuesta red de tráfico de menores manejada por políticos demócratas con una pizzería de Washington D.C. como centro crítico) fue uno de sus caballos de batalla más notorios.

El caso es que la comunidad QAnon ha expandido sus objetivos: ya no solo acusa a figuras políticas liberales, sino igualmente a famosos y celebridades con simpatía manifiesta cerca de las causas progresistas o de izquierdas; o, al menos, lo que se puede entender por eso interiormente del espectro ideológico de EE UU. De hecho, parece que con murmurar a Trump ya vale para convertirse en su diana. La teoría conspirativa de la red de pedofilia y tráfico sexual dispone de cientos de miles de seguidores en 4chan y otros foros online como Reddit, así como en muros de Facebook, Twitter y canales de YouTube; hasta se les ha manido en mítines de Donald Trump proclamando su apoyo al presidente y aireando sus “denuncias”.

Desde Buzzfeed localizaron el origen de las acusaciones contra Tom Hanks en un tuit de Sarah Ruth Ashcraft, miembro prominente de la comunidad QAnon que tiene más de 45.000 seguidores en Twitter y afirmaba que el actor abusó de ella cuando tenía 13 abriles y se encontraba bajo bienes de “control mental” tras deber sido vendida por su padre. No es la primera vez que Ashcraft hace este tipo de acusaciones –igualmente se ha expresado de forma similar contra Hillary Clinton, otras personas y organizaciones–, pero nunca ha llegado a ofrecer ningún tipo de prueba sobre tan graves delitos.

A partir de ahí, los numerosos seguidores de Ashcraft interiormente de la red QAnon empezaron a diseminar el mensaje contra Tom Hanks y los vídeos colgados en YouTube alcanzaron cientos de miles de visionados en pocos minutos, escalando a velocidad de mareo en tendencias y comiéndose los demás contenidos sobre el actor en el operación de la plataforma. Por eso una búsqueda inocente con la palabra secreto ‘Tom Hanks’ daba esos resultados principales.

Desde ayer, YouTube ha corregido el emoción de esa inundación de vídeos, pero se mantiene la preocupación por la facilidad con la que este tipo de conspiraciones sin ninguna almohadilla existente pueden propagarse gracias a la inmediatez y viralidad de las redes sociales; la comunidad QAnon no es la única que está ahí fuera diseminando mensajes dudosos, sino que otros movimientos disparatados, como el terraplanismo, se benefician de estos canales para conseguir una notoriedad inaudita.

Si el episodio de las acusaciones contra Tom Hanks y Steven Spielberg recuerda a lo sucedido con James Gunn hace unas semanas, no es casualidad. El director de Guardianes de la galaxia fue despedido por Disney posteriormente de que se reflotaran (por segunda vez) una serie de tuits publicados hace más de un quinquenio donde hacía chistes e ironizaba con temas delicados como la pederastia y las violaciones.

Gunn no ha sido pronunciado de cometer ningún de esos delitos, pero la propagación de esos mensajes desde cuentas de ultraderecha no muy distintas a las de la comunidad QAnon contribuyeron a inflar el esfera hasta su venida distorsionada a la opinión pública. Igual que esos vídeos con acusaciones falsas contra Tom Hanks se saltaron el operación de YouTube para aparecer los primeros en tus búsquedas.