Qué es exactamente ‘The Romanoffs’ y por qué querrás verla

Dicen que segundas partes nunca fueron buenas. Ileso El Padrino II. No es que The Romanoffs sea una segunda parte de cero, es una serie completamente diferente, nueva e independiente, pero sí es la segunda serie creada por Matthew Weiner a posteriori de la inmensa Mad Men. Y la presión tiene que sentirla. O tuvo que sentirla cuando al matar Mad Men se preguntara: ¿y ahora qué hago?

Lo que hizo, a posteriori de casi una plazo entregado a Don Draper, fue ponerse al día con lo que se había trillado y se veía en televisión. Se encontró con tanto que ver sin alivio que decidió crear “un show con el que no tuvieras que ponerte al día, que cada episodio cada semana fuera diferente”. Eso es The Romanoffs: ocho episodios, cada uno independiente, con personajes distintos, de una media de 80 minutos de duración y “que se pueden ver en cualquier orden”, asegura Weiner.

Luego de verle en la presentación mundial de la serie en un evento de Amazon Prime Video en Londres, Matthew Weiner parece muy seguro sobre esta serie fuera de lo popular que está en el otro extremo televisivo de Mad Men. Cero presión. Confianza plena. Esto es todo lo que nos contó para engancharnos:

EL ORIGEN: “No sé cuál fue, la verdad. Siempre me han fascinado los Romanoff, Rusia fue una gran parte de mi infancia creciendo en los 70 en EE UU, casi tanto como lo es hoy. Y soy una persona a la que le gusta la historia”, explica.

QUÉ CUENTA: Cada capítulo está protagonizado por un descendiente de Romanoff, la comunidad efectivo rusa asesinada con la venida de la Revolución. Cada historia ocurre en un extensión del mundo. “Son ocho países y siete idiomas distintos”, cuenta Weiner. “Quería un show que estuviera por todo el mundo, que hablara de conexiones, qué nos une: es la civilización, la genética, la naturaleza… Quién decimos que somos vs. quiénes somos positivamente”, dice. “Mostrar lo que la multitud tiene en popular y mostrarlo en un capítulo diferente cada semana”. De París a Pasadena, de Toronto a Hong Kong. Escenarios muy distintos, géneros distintos. “Pero no es un mundo distópico –aclara–, es extremadamente contemporánea”. The Romanoffs deje de identidad, de embajador y de raíces y cómo se viven desde distintos tipos de perspectiva y desde distintas culturas.

The Romanoffs

REFERENCIAS: Matthew Weiner deje de dos series que parecen completamente opuestas a su The Romanoffs: Black Mirror y The Twilight Zone. Nombra ambas como referencias para el formato de episodios independientes. “Black Mirror ayudó mucho a que entendieran el concepto, la idea de que te puede cautivar más un episodio que otro y que en cada uno hay personajes distintos que no volverás a ver”. Bueno, algunos sí, acabó confesando (como el que interpreta John Slattery, intuimos).

BUSCA LOS EASTER EGGS: más allá de que algún personaje se repita, Weiner dice que sí ha dejado pequeñas pistas, easter eggs, que conectan los capítulos. Encima, solo hay una cosa que los une a todos: los títulos de crédito.

NO LO LLAMES CINE, NO LO LLAMES TELEVISIÓN: Ni Weiner sabe muy perfectamente qué afirmar. Los capítulos duran una media de 80 minutos, “duran lo que tienen que durar”, dice. Y los grabaron en el tiempo que necesitó, es afirmar, mucho más rápido que una película, pero asimismo con más días que una serie habitual. Cada capítulo lo han cromo “en una media de 15 o 16 días”. Y compara: “Un capítulo de Mad Men lo grabábamos en siete días”.

The Romanoffs Aaron Eckhart

REPARTO: El hecho de que cada capítulo tuviera personajes diferentes tuvo sus problemas: encontrar por todo el mundo a los 200 actores que tienen líneas en la serie. Y sus ventajas: como solo aparecen en un episodio “solo tienes que pedirles que vengan a rodar unos pocos días”. Entre el reparto: Aaron Eckhart, Kathryn Hahn, Diane Lane, Amanda Peet, Marthe Keller, Griffin Dunne… Multitud desconocida y muy conocida. Solo escribió dos personajes pensando en dos actrices: “Christina Hendricks e Isabelle Huppert”. Ambas protagonizan el hilarante tercer capítulo, House of Special Purpose.

PUNTO Y FINAL: “Cada historia tiene una resolución. Incluso las películas hoy tienden a ser secuelas. En televisión, Don Draper probablemente no sería despedido porque tiene que retornar al capítulo de la semana que viene. En esta serie hay un culminación y una resolución final”, cuenta.

Quizá todo esto le ayuda a aventajar la maldición de las segundas series de los grandes creadores que pasaron sin pena ni celebridad: David Simon y Treme a posteriori de The Wire; David Chase y Not Fade Away tras Los Soprano…

The post Qué es exactamente ‘The Romanoffs’ y por qué querrás verla appeared first on CINEMANÍA.