¿Qué piensa Olivia De Havilland de ‘Feud: Bette and Joan’?

Joan Crawford falleció en mil novecientos setenta y siete, cuando su joven amigo Spielberg empezaba a triunfar. Bette Davis dejó este mundo en 1989, seguramente para aflicción del Más Allá. Y ahora, en dos mil diecisiete, la única testigo viva de la rivalidad entre ambas divas es Olivia De Havilland. Así puesto que, ¿qué opina de Feud: Bette and Joan, la serie de Ryan Murphy que narra el enfrentamiento? The Hollywood Reporter ha contactado con De Havilland para saberlo, y la contestación ha sido… la esperable en una estrella retirada de cien años de edad que se despidió de Hollywood hace mucho.

En contestación a las preguntas de THR, De Havilland se refiere a “la presunta rivalidad” entre Davis y Crawford, interpretadas por Susan Sarandon Jessica Lange en Feud. “No he visto la serie, con lo que no puedo hacer comentarios al respecto. Incluso de esta manera, y por cuestión de principios, me opongo a que se represente a personajes que ya no están vivos y no pueden juzgar la precisión del relato”, sentencia.

Algunos podrían aducir que De Havilland esquiva aquí una situación complicada. Porque ella, como buena amiga que fue de Bette Davis, aparece en el show con el semblante de Catherine Zeta-Jones. Y, como narra el espectáculo, acompañó a la actriz de Eva al desnudo a la gala de los Oscar de mil novecientos sesenta y tres. Aquella noche, Davis asistió como nominada por ¿Qué fue de Baby Jane?, el filme cuyo rodaje ocupa buena parte del guion de Feud. Y, esa noche, De Havilland vio de qué manera su amiga era humillada por su enemiga: a pesar de no estar nominada, Crawford se las apañó para subir al estrado y sostener una estatuilla, al aceptar el premio a mejor actriz representando a Anne Bancroft.

“Con respecto de esa gala, que ocurrió hace más de medio siglo, lamento decir que no tengo ningún recuerdo de exactamente la misma, y que no puedo decir si la serie es fiel a los hechos o no”, asegura Olivia De Havilland.

Cabe señalar, por otra parte, que Feud hace mención a otra rivalidad legendaria de Hollywood. Aquella que la propia Olivia De Havilland sostuvo con su hermana Joan Fontaine, y que dejó en mantillas a la de Davis y Crawford en muchos aspectos. Si, tras Feud: Charles and Diana (la próxima temporada de su serie, sobre el matrimonio entre los príncipes de Gales), Ryan Murphy se queda sin ideas, ahí tiene una premisa a su medida.