¿Qué sentido tiene una ‘Deadpool 2’ apta para menores?

Ryan Reynolds y sus compinches preparan un montaje marginal del filme con menos violencia, pero con más chistes… y unas cuantas estrellas invitadas.

Al final, resultó que no era una broma: Ryan Reynolds, el director David Leitch y los guionistas Rhett Reese Paul Wernick preparan una interpretación alternativa de Deadpool 2 pensada para estrenarse estas navidades en EE UU con la calificación PG-13. Es aseverar, que será apta para menores de 13 abriles acompañados. Frente a esta notificación, nosotros en su día nos preguntamos tres cosas: ¿de verdad sobreviviría el asalariado bocazas a una expurgación que le deje sin violencia ni escatología? ¿de verdad es posible recortar de esa modo Deadpool 2 sin reducirla a un corto de 10 minutos? ¿Es que Reynolds y Fox no han yeguada aún congruo capital? Recientes declaraciones de los guionistas dan pistas sobre al menos uno de esos interrogantes.

Según los guionistas, la interpretación ‘para menores’ de su película tiene un objetivo claro: resistir la paz a las familias divididas por cosas deadpoolianas. “Hemos creado una rendija entre los padres y sus hijos pequeños que no pueden ver [Deadpool 2] y están enfadados por ello. Hay padres que están enfadados con nosotros porque Deadpool 2 tiene una calificación determinada y sus hijos están todo el rato quejándose”, señala Reese. Y Wernick, por su parte, afirma que no se tratará de una interpretación censurada ni privada de sus chistes: “Creo que no solo le gustará a los niños, sino asimismo a la multitud a la que le gusta Deadpool”, señala el coguionista, quien promete una interpretación “subversiva, divertida y creativa”. 

Por lo pronto, parece ser que este montaje marginal de Deadpool 2 contará con un nuevo ámbito narrativo muy sugerente: el propio asalariado bocazas contándole su historia a un Fred Savage ya crecidito en una habitación idéntica a la de La princesa prometida. Según han dejado caer los guionistas, se han rodado escenas adicionales y es posible que haya habido otras estrellas invitadas en el plató, pero nulo de esto ha sido confirmado. Esperemos que, al final, el resultado esté a la categoría deadpooliana de costumbre. Y si resulta que todo es un bromazo hecho para meterse con los censores… pues mejor que mejor.