¿Quiere Johnny Depp arruinarse otra vez?

Tras sobrevenir derrochado 650 millones de dólares, el actor se asocia con TaTaTu, una nueva plataforma de streaming basada en las criptomonedas.

Más allá de detalles sórdidos y denuncias por malos tratos (resueltas mediante acuerdo extrajudicial), no es ningún secreto que las finanzas de Johnny Depp están en un estado desastroso. En junio se supo que el actor, uno de los mejor pagados de Hollywood, había derrochado una fortuna de cerca de 650 millones de dólares, situación que incluyó una demanda contra sus antiguos managers (resuelta mediante acuerdo extrajudicial, para no perder la costumbre). Ahora, Depp ha tomado una osadía financiera que nos hace preguntarnos si quiere encontrarse de nuevo en las últimas: asociarse con TaTaTu, una plataforma de streaming cuya financiación está basada en criptomonedas.

Fundado por el patrón Andrea Iervolino, entendido en la compraventa de derechos de películas, TaTaTu producirá una amoldamiento de la novelística de J. M. Coetzee Esperando a los bárbaros en la que participarán Depp, Robert Pattinson Mark Rylance. “Johnny no está constreñido por las fórmulas habituales en la industria”, afirma Iervolino en un comunicado, mientras que Depp declara que esta osadía es su entrada en “la era del entretenimiento democratizado” y promete que su colaboración será “tolerante y progresista”. La plataforma tiene igualmente en su dietario un filme sobre el patrón automovilístico Ferruccio Lamborghini protagonizado por Antonio Banderas Alec Baldwin y un documental sobre la carrera de Jeremy Renner, entre otros proyectos.

La peculiaridad de TaTaTu es su plan de financiación, que prevé ‘retribuir’ a sus espectadores mediante la criptodivisa Liquid (actualmente, 0,04 dólares al cambio) llevando a agarradera sus transacciones a través del sistema de comprobación por nodos blockchain. Para optar a dichas recompensas, los usuarios podrán ver los contenidos de la prisión, así como ayudar a esta a encontrar nuevos suscriptores. Para atraer clientela, TaTaTu confía en el extenso catálogo de filmes adquirido por Iervolino y su empresa AMBI Media Group, pero ahora que los economistas previenen sobre la burbuja de las criptomonedas y su probable estallido, es posible que Depp haya tomado la peor osadía financiera de su vida. Solo el tiempo lo dirá.