“Robert Denero”: el olvidado debut de De Niro

De Niro ha cumplido hoy 75 abriles. Con él han soplado las velas falta menos que el perturbado de Travis, el Jake LaMotta de la aguamanil de agua y el “That’s entertainment” y el mentalista creado por Rodrigo Cortés (cuyo flashback fue interpretado falta menos que por Eugenio Mira), por citar solamente tres de una larga tira de personajes. 

Si con todos esos nombres hiciésemos un ranking de popularidad, uno de los que seguro que nadie se acordaría es de Cecil, el personaje de una película olvidadísima convocatoria The wedding party que pasa por ser el apertura del actor. 

A Robert Anthony De Niro Jr. lo del arte le morapio de allí. Nacido en 1943 en el seno de una grupo de pintores, desde inmaduro buscó su gusto artística. La encontró con tan pronto como 10 abriles, cuando actuó en una obra de teatro pueril, lo que le llevó, ya de adolescente a matricularse n escuelas de arte dramático como la de Stella Adler o Lee Strasberg. 

Sin secuestro, a pesar de estar en las escuelas adecuadas en el momento valentísimo, encontrar trabajo como actor no sería hacedero y habría de esperar hasta 1963  para tener su cardenal de suerte. 

Y decíamos “el momento valentísimo” porque en esos primeros 60, Nueva York era el circunscripción en el que había que estar ora dedicarse a cualquier cosa dedicada al arte dramático. Cada año, decenas de chicos y chicas (más chicas que chicos, la verdad) ingresaban en escuelas de teatro, buscando su propio camino. 

Uno de esos estudiantes era un pequeño de la Universidad de Columbia, un tipo extremadamente inteligente que estudiaba físicas y estaba fascinado con el cine de Hitchcock. Su nombre, Brian de Palma. 

El futuro director de Impacto y Carrie empezó a despuntar en el taller de Sarah Lawrence, entre cuyos alumnos todavía estaba De Niro. Uno de los profesores, Wilford Leach (nombre que se usaría -modificación, mediante- para el protagonista de El espectro del paraíso) organizó el rodaje de una pequeña película independiente que codirigiría adjunto al señorita fan de Hitchcock (alíate siempre con los buenos) y con la verdadera responsable del esquema, una estudiante convocatoria Cynthia Munroe que venía de una grupo rica que se haría cargo de los costes del esquema.

La película, coescrita por el trío, se llamaría The Wedding Party y contaría la historia de un pequeño que acude a un banco con la grupo de su prometida, con la que va a casarse en unos días. Cuando llegó el momento de repartir papeles, se puso de protagonistas a algunos jóvenes que empezaban a despuntar en el taller, como William Finney o Jennifer Salt, dos actores fijos en la futura carrera de De Palma, o Jill Clayburgh, pero todavía se le dio un papel a un señorita achicopalado que había impresionado mucho a los directores interpretando una parte de Waiting for Lefty, de Clifford Odets, y que no era otro que Robert De Niro.

En aquel rodaje pasó de todo. Para asomar que De Palma se erigió como el auténtico director del esquema e incluso hoy día es hacedero buscar algunas de sus marcas autorales en aquella película independiente hecha por estudiantes  y luego, que el señorita director y De Niro hicieron muy buenas migas.

Tanto es así que aunque The Wedding Party no consiguió estrenarse comercialmente, cuando De Palma hizo su primera película comercial, Saludos, en 1968, llamó de nuevo a De Niro para darle su primer papel protagonista, convirtiéndole en uno de sus actores fetiche (poco luego, el actor de Taxi Driver repetiría el papel de Saludos en Hi, mom!). Y solamente el éxito de esta película hizo que determinado rescatara la película codirigida (es un proponer) con Leach y Munroe y la estrenara comercialmente seis abriles luego de su rodaje, en 1969 (abriles luego, sus derechos terminarían, es toda una pirueta del destino, en manos de la Troma)

Eso sí, cuando The Wedding Party se estrenó aprovechando el éxito de Saludos, era inalcanzable de ocultar que aquello no había sido más que un experiencia alegre muy cochambroso. De hecho, el nombre de De Niro se había escrito en los créditos como Robert Denero.

Su primer papel fue una errata. Menos mal que luego tuvo tiempo y películas para resarcirse.