Scott Derrickson defiende ‘Bohemian Rhapsody’… y se le echan encima

Con su combinación de taquilla arrolladora y malas críticas, Bohemian Rhapsody parece una mina inagotable de titulares. Y la última controversia hasta la época generada por el biopic de Freddie Mercury viene de un área insospechado: a Scott Derrickson, director de Sinister Doctor Strange, se le ocurrió alabar el filme en Twitter, quejándose de paso de lo que él considera una conducta poco comprensiva por parte de los expertos. ¿El resultado? Réplicas airadas que le reprochan no poseer tenido en cuenta los defectos del filme de Bryan Singer.

La protesta de Derrickson comenzaba así: “Me lo he pasado aceptablemente con Bohemian Rhapsody. La decano parte de las críticas de la película que he erudito dicen que esta podría poseer sido poco más. Pero me niego a decidir una película por lo que quería ser, yo la acepto por lo que es”. Acto seguido, el cineasta lanzaba otro mensaje recordando que él estudió crítica de cine y que ha trabajado asimismo reseñando filmes (en la web de Roger Ebert, mínimo menos), pero la mecha ya estaba prendida.

Una de las primeras en replicar a Scott Derrickson fue Kayleigh Donaldson (ScreenRant): según esta crítico, cuya reseña de Bohemian Rhapsody fue negativa, el punto débil de la cinta que olvida Derrickson es “su conducta moralizante con respecto al tema, su de-queering [es decir, su forma de obviar la sexualidad de Mercury] y su forma de esquivar la historia para ajustar cuentas y engrosar una sinergia de marcas”. “¿Te ha gustado Bohemian Rhapsody? Pues muy aceptablemente, pero olvídate del antiintelectualismo que considera que murmurar el cine mal hecho es poner el tabla demasiado parada”, remachó Donaldson, quien en otro tuit calificaba al filme de “película bochornosamente inepta”. 

Guy Lodge, de Variety, adoptaba un tono más conciliador: “He escuchado esto un montón de veces, a veces viniendo de otros críticos”, señalaba con respecto al argumento de Derrickson. “Y es bueno reseñar cada película en sus propios términos. Pero eso no quiere sostener que no debas criticarla por tener carencias en cuanto a punto de perspicacia, aspiración o valentía”. Asimismo, Lodge abordaba la incriminación de que Bohemian Rhapsody ha vuelto a meter a Freddie Mercury en el armario: “Si no te molesta el de-queering de la historia de Freddie Mercury para volverla apta para entretener a las masas, pues formidable: eres puntual la clase de manifiesto para la que fue hecha Bohemian Rhapsody. ¡Pásatelo aceptablemente! Pero asimismo tómate un minuto para pensar si esta película debería poseer sido hecha solo para ti”. 

Aun así, Derrickson puede respirar tranquilo: la inmensa mayoría de respuestas a sus mensajes fueron positivas, con espectadores de Bohemian Rhapsody dándole la razón en todo e incluso aclamando el filme como una obra maestra, recordando asimismo que Queen no fueron nunca un rama aclamado por los críticos. “En el cine de mi ciudad, anoche, el manifiesto aplaudió al final. Creo que [Bohemian Rhapsody] es muy barragana y pilló muy aceptablemente el espíritu del rama. Los críticos, en fin… un poco como las críticas originales de Bohemian Rhapsody”, señalaba un follower.