Sophie Turner En Juego de tronos aprendí lo que era el sexo oral

 

Sophie Turner Juego de tronos
Sophie Turner Juego de tronos

Que levante la mano quien no haya aprendido nada nuevo viendo una serie. Igual que algunas películas pueden enseñarnos a hacer la cama (y otras a untar las tostadas sin que se rompan), el poder pedagógico de las ficciones televisivas no debería menoscabarse. Ni para los espectadores, ni para quienes las hacen.

Por ejemplo, la actriz Sophie Turner ha confesado en una entrevista con The Times que la primera vez que supo de la existencia del sexo oral fue gracias a un guión de Juego de tronos, donde interpreta a Sansa Stark.

“Estaba haciendo una lectura de guion y había mucho material explícito. Leyendo un guión aprendí lo que era el sexo oral”, recuerda Turner. “Me quede en plan… ‘Wow, ¿La gente hace eso? ¡Es fascinante!’. Imagino que esa fue mi educación sexual: salir en Juego de tronos”. 

Recordemos que Sophie Turner, nacida en 1996, tenía 12 años cuando hizo su primera audición para un casting de la serie basada en la saga literaria de George R. R. Martin. Tres años después, con quince, el primer episodio se emitió en HBO hasta transformarse en una de las series más populares y exitosas de todos y cada uno de los tiempos. Nada mal para una historia llena de muertes violentas, traiciones, asesinatos, amputaciones, incesto y, entre medias, alguna pastilla de educación sexual.

Sophie Turner En Juego de tronos aprendí lo que era el sexo oral