Todos los guiños, referencias y easter eggs de Guardianes de la Galaxia Vol. 2

¿Por qué razón nos gustan tanto las películas de superhéroes? Nos agradan por la acción, por los diálogos llenos de chispa, por la épica, por el trauma que acompaña a cada personaje… Y naturalmente nos encanta perseguir cada referencia o bien guiño al cosmos Marvel. Pero es que además Guardianes de la Galaxia es, en ese sentido, la saga más especial de la Casa de las Ideas puesto que a parte de una galaxia entera para descubrir cientos de referencias que van a hacer las exquisiteces de los más estudiosos del cómic, su protagonista, Star Lord, se ha criado en la Tierra y por tanto las referencias pop y de los 80 sobrevuelan durante toda la aventura espacial. Nostalgia y acción superheróica… NO SE PUEDE PEDIR MAS.

Aquí vamos con el informe de guiños de Guardianes de la Galaxia Vol. 2. Que a propósito van bien servidos de SPOILERS… Con lo que, veras.

Lo bueno de tener un cosmos entero para contar una historia es que puedes meter todo tipo de guiños intergalácticos sin forzar demasiado. Por ejemplo, en la primera parta Quill tenía un embrollo, del que ni siquiera se acordaba al día después, con una jovencita de piel rosa oscuro, era un Krylorian llamada Bereet, una especie que aparece en la saga de Hulk con bastante frecuencia. En el Vol. 2 James Gunn les da una representación entre las filas de Yondu. Asimismo tenemos acá a un Aakon, un pueblo bélico que viene de los cómic de de Nova o bien Capitán Marvel.

Y si nos fijamos bien en todos los planetas y especies que salen cuando Ego comienza su expansión por el universo vamos a ver Xandarians y Kree en sus respectivos mundos.

Los cameos de Stan Lee son marca de la casa, incluso en títulos como Guardianes de la Galaxia cuyos cómics no tienen mucho que ver con Lee. No obstante, eso da igual, queremos ver al padre de Marvel dando la nota con su gag de turno. Solo que esta vez James Gunn ha rizado el rizo.

Cuando Rocket y Yondu hacen sus repetidos (y peligrosos) saltos por el hiperespacio pasan de refilón por un planeta donde Stan Lee comenta a los omnipresentes Vigilantes lo bien que se lo ha pasado de mirón en el resto de películas de Marvel. ¿Eso significa que es un Vigilante de incógnito?… Es decir, ¿es el mismo personaje en todas las películas?

Siguiendo con el cameo de Lee, la cámara hace un primer plano a uno de los Vigilantes. Y en tanto que estamos lucubrando teorías podríamos pensar que ese no sería otro que Uatu, un Vigilante señalado entre los demás que se enamora tanto de la tierra que desacata su código ( pueden mirar pero no interferir) para salvar a la humanidad dos veces.

Cuando se supo que Sylvester Stallone iba a estar en esta película, Internet se llenó de diferentes teorías a este respecto. ¿A quién demonios interpretaría el hombre que hizo de Rocky Balboa? Se dijo que a un anciano del cosmos, mas finalmente ha sido mucho mejor. Stallone es Stakar un antihéroe que es una parte de los Guardianes de la Galaxia en un futuro alternativo del s.XXXI. A parte de él también aparecen Charile-27, Aleta, Mainframe (que tiene la voz de Miley Cyrus en la película original), Krugar y Martinex…

No sabemos qué importancia va a tener su personaje en la tercera película… Mas desde entonces su cameo no se va a quedar aquí.

Ego en los cómics es un planeta viviente. Un planeta con cara de tio barbudo, literalmente. Esto es tan loco que James Gunn decidió darle un alter “ego” humano que es Kurt Russell, no obstante no se pudo contener para darle a Ego, el planeta creado por Ego, una disimulada expresión humana que podemos ver cuando Rocket y Yundu llegan para unirse al rock an roll.

Los fanes criticaron mucho la forma humana del personaje, lo que nos lleva al siguiente punto…

En los cómics Ego crea un avatar para interactuar con los seres más pequeños. Hay una versión que se parece mucho A Russell. Un científico llamado Tana Nile recoge una muestra del planeta y se la lleva para formar otro planeta al que bautiza como Blackworld. Ego-Prime, que es esta versión humanoide de Egole sigue termina en una riña épica.

Ego no solo es un planeta, sino es un divino. Si hacemos un tanto de memoria El coleccionista interpretado por Benicio del Toro en la primera película charlaba sobre uno de ellos, uno específicamente que tenía una Piedra del Infinito en  su arma y que iba por ahí destruyendo planetas. Y es que estos seres celestes tienen un poder exorbitante superior a cualquier superhéroe sobrante. Por eso funcionan como jueces, jurados y ejecutores del Cosmos. Pero claro, como en todos los lados, al final la ambición lo envenena todo.

James Gunn es un enamorado de Howard el pato. Le sacó en la sala del Coleccionista en la primera película y ha vuelto a repetir en esta. Es su Stan Lee particular. Esta vez le ha colocado en un tugurio del planeta Contraxia, donde los saqueadores se están tomando un descansito. Ahí vemos a nuestro querido Howard dando la chapa a un interlocutor mientras que saborea un rico cocktel.

Y de nuevo, James Gunn repite otro cameo si bien esta vez mediante una fotografía y a lo largo de los créditos.  Este perro fue lanzado al espacio como un cosmonauta más y allí desarrolló poderes telpáticos. En la primera película es una parte de las posesiones de El coleccionista (dio para mucho aquella trama).

Uno de los guiños más maravillosos de la saga, y me atrevería a decir que de todo Marvel es el de poner los sonidos de los juegos arcade en las modernas consolas con las que los Sovereign controlan sus naves de guerra. Es decir, una civilización tan desarrollada que se puede permitir diseñar cada miembro de su especie para alcanzar la perfección y que dominan la tecnología hasta tal punto que pueden expedir ejércitos de naves controladas mediante modernos ordenadores en su hogar, dulce hogar y que ponen el sonido de las máquinas recreativas para darle vidilla a la guerra. NO SE PUEDE MOLAR MÁS.

Un momentazo de los créditos. Grandmaster, interpretado por Jeff Goldblum va a ser uno de los villanos en Thor: Ragnarok. Y en Guardianes de la Galaxia Vol. 2 aparece bailando en los créditos finales. La conexión entre la próxima película del Dios del Truno y los Guardianes está asegurada. En verdad, ¿nadie considera que el tráiler de Thor: Ragnarok se parece arriesgadamente a Guardianes de la Galaxia?

Cuando Ego le enseña a Peter a dominar sus nuevos poderes divinos, este le pregunta si puede usarlos para edificar esculturas gigantes de Skeletor, el villano de Master del Cosmos, Pac-Man, el juego más conocido de los 80´, yThor: Ragnarok la famosa actriz de los 80 que participó en Dinastía y que la generación de los noventa conoció por Melrose Place.

Y en la película de Marvel con más escenas poscréditos tenemos, como no, la presentación del nuevo villano de la saga que es, nada más y nada menos que Adam. Ayersha, tras ser derrotada, se enfada tanto que decide crear el ser terminante, Adam Warlock, que es uno de los personajes más conocidos de Marvel. Además, Warlock, va a ser el responsable de unificar A Guardianes de la Galaxia con los Vengadores por el hecho de que esa Piedra del Infinito que me lleva en la frente tiene que representar algo, por mucho que Gunn se empeñe en desmentirlo.

Y dejamos para el final el diamante de todos y cada uno de los easter eggs.

Ya nos chifla que la historia sobre su padre que el pequeño Peter contaba a sus amigos cuando era pequeño fuera la de un hombre que luchaba contra el mal en un turismo que charlaba y que se llamaba Michael Knight. Pero puesto que Kurt Russell adopte la manera de David Hasselhoff para convencer a nuestro protagonista de terminar con el universo conocido nos parece sublime…

Gracias por esto, James Gunn.